• domingo 29 de enero del 2023

Acusado de allanar la vivienda de un popular en Toledo y atacarle afirma que este le abrió la puerta y pelearon

img

TOLEDO, 26 Sep.

A.A, acusado de allanar la vivienda de un popular --A.A.S.-- en el mes de agosto de 2018 en Alameda de la Sagra (Toledo) y ofrecerle una paliza como consecuencia de una discusión previo, ha asegurado que asistió a ese residencia pues de manera anterior el que fuera su amigo deseaba charlar con él y le había llamado a fin de que fuera a su casa. Nada mucho más ingresar se enzarzaron en una riña, que provocó distintos estropicios en el inmueble.

Durante la primera sesión del juicio que, con tribunal de jurado habitual ha arrancado este lunes en la Audiencia de Toledo, el procesado, a cuestiones del gerente del Ministerio Fiscal, ha asegurado que asistió en estado de embriaguez al hogar de la víctima, que le abrió la puerta. De forma contradictoria, y en contestación a su letrado, dijo después que más allá de haber bebido vodka, no se encontraba borracho.

Ha insistido en que no brincó la cancela y derribó de una patada la puerta de entrada, así como le culpan tanto la Fiscalía como la acusación especial, pues siendo agosto iba en chanclas, zapato que le impediría hacer esas acción.

A.A., que ha manifestado haber tenido una relación prácticamente familiar con A.A.S tras la amistad que habían forjado sus respectivas mujeres, las dos de nacionalidad marroquí, explicó frente al tribunal que la seguridad entre los dos se truncó tiempo después. En ese instante, el no tenía trabajo y discutía "lo habitual" con su mujer, con lo que la mujer de la víctima, como amiga, le solicitó que dejase de tomar.

Pese a que el escrito del fiscal apunta que fue la reparación de un vehículo lo que provocó la agresión, el procesado ha negado este radical y ha contado que A.A.S tergiversó que entre su mujer y él había algo mucho más que una amistad, pensamiento que terminó dezmando esa relación. "Solo era la amiga de mi mujer, era paisana y me daba consejo", ha defendido.

"Él llevo por nombre y me mencionó que fuera a su casa para aclarar eso. Yo iba en chanclas y es realmente difícil romper una puerta blindada. Encima se encontraba borracho. Fue Antonio el que me abrió puerta, tras llamar yo al timbre", ha contado el acusado, que ha añadido que fue A.A.S, quien le comenzó a insultar y le ha dicho algo tal como que "entre los 2 iba a salir de allí con las piernas por enfrente".

A continuación, según ha recordado, empezó una riña entre los dos, negando que fuera él quien cogiese una botella de vidrio y la rompiese con intención de atacar a A.A.S., al que tampoco le puso la rodilla en el cuello, ya que sabía que tenía un marcapasos. "Si lo hago se muere", ha aceptado.

De igual modo, ha rechazado haber despedazado distintas elementos por toda la vivienda, como sostiene la Fiscalía y la acusación, agregando que esos desperfectos se generaron en el avance de la riña por los "empujones" que los dos se dieron.

Por último, el procesado explicó que en el momento en que llegaron ámbas esposas, que venían juntas de Madrid en el turismo de su mujer, él termina de alzar a A.A.S del suelo y salió en el vehículo de su mujer al centro de emergencias de Añover del Tajo pues se encontraba sangrando bastante. Pero, según ha detallado, se encontraba cerrado y de ahí que entró a obtener una botella de agua en un bar, donde fue detenido por la Guardia Civil.

Más información

Acusado de allanar la vivienda de un popular en Toledo y atacarle afirma que este le abrió la puerta y pelearon