• jueves 06 de octubre del 2022

Brihuega revive este domingo su ancestral procesión de Recogida de la Cera, que intenta ser Fiesta de Interés Regional

img

GUADALAJARA, 13 Ago.

Brihuega (Guadalajara) recobra y celebra este domingo, 14 de agosto, entre los acontecimientos religiosos y con mucho más arraigo habitual en la ciudad alcarreña, la clásico procesión de la Recogida de la Cera, celebración declarada de Interés Turístico Provincial, que se festeja en los actos con ocasión de las fiestas de la patrona de la ciudad, la Virgen de la Peña.

Un acontecimiento que reúne anualmente a cientos y cientos de personas y que asimismo hubo que suspender por un tiempo gracias a la pandemia.

Desde la Cofradía de la Virgen, de la mano del Ayuntamiento briocense y de todo el pueblo de Brihuega, llevan haciendo un trabajo ya hace cierto tiempo con una meta claro: hallar la declaración de esta procesión como Fiesta de Interés Turístico Regional, concesión que debe dar el Gobierno de Castilla-La Mancha y que para los vecinos de esta hermosa y también histórica ciudad sería un reconocimiento mucho más que justo.

Desde primera hora de la mañana de este domingo las calles del ayuntamiento se teñirán de alfombras de espliego. Voluntarios y hermanos de la cofradía se concentrarán para seguir a la siega, obtenida y reparto de ramilletes por los sitios por donde va a pasar horas después el estandarte de la patrona, que va a ir acompañada por los colosales y cabezudos, al lado de la banda de música y los integrantes de la junta directiva de la Cofradía con su cetro, una candela apagada y un ramito de espliego.

Se trata de una tradición ancestral que se remonta a la Edad Media, que disfruta de enorme aceptación, y que todos los años logra atraer, no solo a briocenses devotos sino más bien a varios curiosos fanáticos de las fiestas populares.

Sin duda, hablamos de un acto espiritual y lúdico que cuenta asimismo con una nutrida participación de la chiquillería, y en el que los sentimientos y la devoción a la patrona del ayuntamiento se acentúan claramente.

La tradición cuenta que, tras la aparición de la Virgen a la infanta Elima, hija del rey Al-Mamún, se dispuso llevar la imagen en procesión hasta la ermita de Santa Ana, a unos 4 km de la villa. Los leales adquirieron a un mercader judío unos hachones de cera y acordaron pagarle únicamente la cera consumida. Para ello, pesaron los hachones antes de salir y, horas después, concluida la procesión, visitaron nuevamente al mercader judio y, al pesar los cirios, confirmaron que más allá de estar encendidas a lo largo de largo tiempo, no se había consumido ni un gramo, continuaban igual.

Como prólogo a este acontecimiento, el día pasado 11 tenía sitio la romería nocturna 'Espliego y Cera', donde mucho más de 300 cofrades se brindaron cita en el Prado de Santa María para, desde allí, dirigirse a la ermita de Santa Ana. Una romería para promover el rezo del rosario y rememorar lo que cuenta la historia de historia legendaria y antecedentes de la histórica procesión de la Recogida de la Cera. el Santo Rosario Santa Ana.

En el sendero, los leales hacen parada para rezar el rosario en todas y cada una de las cinco siluetas de la Virgen de la Peña que, forjadas en hierro, se ubican en diferentes puntos hasta terminar en la ermita, donde otra enorme silueta alumbra el paseo.

Un año mucho más, la Junta de la Cofradía de la Virgen de la Peña agradece el trabajo y distribución de todos esas personas que, de manera facultativa, contribuyen a al alfombrar de espliego las calles por donde va a pasar la virgen horas después, embelleciendo y perfumando el paseo en la histórica procesión de la Recogida de la Cera, que va a arrancar 18.15 horas.

Más información

Brihuega revive este domingo su ancestral procesión de Recogida de la Cera, que intenta ser Fiesta de Interés Regional