• jueves 9 de febrero del 2023

C-LM articulará 9,5 millones para recobrar prácticamente 4.000 hectáreas de Red Natura 2000 en las 5 provincias hasta 2026

img

TOLEDO, 19 Dic.

La Consejería de Desarrollo Sostenible va a articular 9,5 millones de euros para recobrar 3.900 hectáreas de ecosistemas forestales correspondientes a la Red Natura 2000 en las cinco provincias de Castilla-La Mancha, de las que 1.424 hectáreas son de montes públicos y 2.500 forman parte a municipios.

Así lo ha adelantado en rueda de prensa el asesor del ramo, José Luis Escudero, acompañado por el directivo general de Medio Natural y Diversidad, Félix Romero, quienes han señalado que las tareas de restauración empezarán en 2023 y se alargarán hasta 2026, con encargo a Geacam, que administrará las diferentes licitaciones con la intención de que el ámbito forestal de la zona se logre favorecer de esta inversión.

El propósito es progresar la administración forestales en la zona y ayudar a recobrar estos ecosistemas, ya que "aproximadamente el 45% de área no es forestal".

Forma una parte del bulto de financiación del plan de restauración y resiliencia con cargo al mecanismo europeo, enmarcado en la estrategia en acompañamiento al ámbito forestal.

Otro de los puntos esenciales que ha señalado Escudero es que la Consejería está a puntito de conseguir la certificación en prácticamente cien.000 hectáreas forestales en la zona, en montes de herramienta pública. Además, ha señalado que poco a poco más dueños privados se aúnan a fin de que las masas sean certificadas, con el propósito de que la zona sea líder en administración forestal sostenible.

Por provincias, a Albacete le corresponden 615 hectáreas con una inversión de 1,7 millones, a Ciudad Real 912 hectáreas con 1,6 millones,
a Cuenca 857 hectáreas con una inversión de 2,3 millones, a Guadalajara 918 hectáreas con una inversión de 2,1 millones y Toledo 1,5 millones que se reflejarán en 620 hectáreas.

Se efectuarán tareas de saneamiento para promover la biodiversidad, tratamientos selvícolas, plantaciones de masas forestales, retirada de especies alóctonas o introducción de especies para promover la resistencia frente adversidades.

Entre las especies que se retirarán resaltan ciertas como cipreses o arizónicas y de las que se marchan a ingresar, alcornocales o ciertos pinares, que no son tan sensibles al déficit hídrico y a los vaivenes de precipitaciones.

Se persigue además de esto proseguir capitalizando en la economía de áreas despobladas, fijar población o hacer ocasiones ligadas a la administración forestal tal como promover empleo verde de calidad, relacionado a la capacitación, para esas personas que se deseen sumar a este campo.

Así, se busca atenuar los efectos del cambio climático, progresar la adaptación de especies que se sitúan en las masas forestales, detallar diferentes medidas precautorias para eludir la humillación de bosques o la selvicultura de restauración.

Más información

C-LM articulará 9,5 millones para recobrar prácticamente 4.000 hectáreas de Red Natura 2000 en las 5 provincias hasta 2026