Castilla-La Mancha se suma a las medidas conjuntas del Ministerio para hacer frente al incremento de la gripe y el covid

Castilla-La Mancha se suma a las medidas conjuntas del Ministerio para hacer frente al incremento de la gripe y el covid

La Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha ha adoptado oficialmente este viernes la declaración de actuaciones coordinadas en salud pública en cumplimiento a la Orden comunicada de la Ministra de Sanidad el 10 de enero de 2024, en relación al incremento estacional de infecciones respiratorias agudas.

En una medida sin precedentes, la región ha decidido obedecer las instrucciones del Ministerio de Sanidad y ha declarado la obligatoriedad del uso de mascarillas en todos los centros sanitarios asistenciales, como hospitales y atención primaria.

La Orden establece que en caso de que haya un descenso en los casos de Infecciones Respiratorias Agudas durante dos semanas consecutivas, Castilla-La Mancha podrá considerar la recomendación del uso de mascarillas en lugar de su obligatoriedad. Sin embargo, hasta entonces se insta a la población a usar mascarillas en presencia de síntomas de infección respiratoria.

Además, se ha tomado medidas adicionales para proteger a las personas vulnerables. Se asegurará la provisión y el uso de mascarillas para el personal que atiende a personas con síntomas compatibles con infección respiratoria aguda, así como para las personas que presenten síntomas en centros residenciales de personas vulnerables y farmacias.

La Orden también hace hincapié en la importancia de las medidas higiénicas, como cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar, el uso de pañuelos desechables y el lavado de manos. Se recomienda la correcta ventilación de espacios interiores en entornos laborales y educativos para reducir la transmisión.

Además, se hace un llamado a incrementar las tasas de vacunación antigripal y contra el SARS-CoV-2 en la población que cumpla con los criterios para recibir la vacuna. Por último, se recomienda la administración de nirsevimab en la población infantil en riesgo de enfermedad grave por VRS, especialmente en recién nacidos y menores de 6 meses.

Categoría

Castilla-La Mancha