Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

"Comienza temporada de caza en C-LM sin permitir el uso de visores térmicos"

En Castilla-La Mancha, el periodo general de caza comenzará el 8 de octubre y finalizará el 8 de febrero para las especies de caza menor, mientras que para las especies de caza mayor se extenderá hasta el 21 de febrero. La media veda se llevará a cabo del 20 de agosto al 21 de septiembre para la paloma torcaz y la paloma bravía, limitando la caza a los jueves, sábados y domingos.

La Consejería de Desarrollo Sostenible, liderada por la consejera Mercedes Gómez, ha publicado en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha una orden en la que se ha tenido en cuenta la fenología y población de las aves cinegéticas en la región. Esto se ha hecho con el objetivo de determinar su estatus y decidir qué especies serán consideradas cinegéticas en la temporada de caza.

Entre las novedades de la orden se destaca la prohibición del uso de visores térmicos para cazar liebres, perdices rojas y otras especies de caza menor en mano o al salto. Además, se mantiene la eliminación de los cupos de jabalí en toda la región y se siguen implementando medidas para controlar la abundancia de ungulados como ciervos, gamos, corzos y cabras monteses.

El periodo de media veda para la codorniz común es del 20 de agosto al 15 de septiembre en toda la región, excepto en las comarcas agrarias Serranía Alta de Cuenca y Alcarria Baja de Guadalajara, donde es del 27 de agosto al 15 de septiembre. Para la paloma, los días de caza son los jueves, sábados y domingos.

La cuota de caza de tórtola europea se mantiene en 0 en Castilla-La Mancha a petición de la Comisión Europea, como medida sanitaria, de control y prevención de daños a la agricultura y la fauna silvestre, así como para evitar accidentes de tráfico. Se continuará reduciendo la población de jabalí a través de esperas o aguardos en cultivos y praderas.

Se ha incluido en la orden la posibilidad de comercializar en vivo o muerto las especies incluidas en el listado de especies cazables en Castilla-La Mancha, según el Reglamento de la Ley de Caza de la región. Se prohíbe abandonar en el medio natural vainas o casquillos de munición, así como cualquier utensilio o material que se utilice durante la caza, salvo aquellos que son difíciles de recuperar después del disparo.