• domingo 29 de enero del 2023

CSIF demanda que el servicio de emergencias del Hospital Universitario de Toledo está "desbordado"

img

TOLEDO, diez Ene.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado que el servicio de emergencias del Hospital Universitario de Toledo (HUT) está "desbordado" con 63 pacientes esperando de ingreso, "con entre 24 y 72 horas aguardando una cama de hospitalización". De hecho, lamenta el sindicato, es la segunda día sucesiva con un alto pico de incidencia tras lograr este lunes los 75 pacientes esperando un ingreso hospitalario.

"La saturación llegó al radical de que no hay espacios libres para atender todos y cada uno de los casos: se han doblado boxes (premeditados a solo una persona) y duplicado las plazas de la salón de observación". En esta época, afirma CSIF, de los treinta boxes del servicio de emergencias solo 2 están libres para atender las situaciones agudos. "¿Dónde vamos a atender a los pacientes que lleguen en las próximas horas?", se pregunta el encargado de CSIF Sanidad Toledo y médico de Urgencias del HUT, Miguel Ángel González Canomanuel.

Así, "frente la carencia de elementos y la deficiente apertura de camas en las distintas plantas del complejo hospitalario", los pacientes con necesidad de ser encamados se ven forzados a aguardar en camillas de exploración, demanda el sindicato.

González Canomanuel muestra que "el Plan de Contingencia queda realmente bonito en el papel, pero no se ha aplicado con los elementos suficientes de personal y de espacio". De hecho, asegura, el plantel del servicio de emergencias atiende hoy en día 2 plantas de hospitalización, aparte de los boxes y la salón de observación, con exactamente el mismo personal.

Acuden pacientes con neumonías, bronquitis, virus o personas mayores con pluripatologías agravadas por las bajas temperaturas, "algo frecuente en estas datas, a eso que no obstante el Sescam no da la contestación correcta, se están usando las Urgencias como recurso frente al colapso de la Atención Primaria, puesto que varios pacientes no tienen cita hasta pasados quince días y como es lógico no tienen la posibilidad de aguardar".

"La incidencia es destacable en todas y cada una de las áreas, con lo que hubo una total y absoluta falta de previsión y asimismo de organización, ahora advertimos tras el récord de pacientes que se alcanzó en la época de diciembre --698-- que la situación empeoraría en el mes de enero y febrero", enseña González Canomanuel.

Según el sindicato, "el inconveniente es popularizado en todo el Complejo Hospitalario". Como ejemplo, el Hospital Virgen del Valle, como centro geriátrico, "transporta días sin camas libres más allá de que cerca del 20% de los pacientes esperando de ingreso hospitalario que asisten a Urgencias son personas mayores".

"Todo el plantel estamos de enorme manera cansados tras una pandemia que nos puso al máximo por la carencia de administración de la Gerencia, y de nuevo sufrimos exactamente los mismos inconvenientes día a día en este sistema de emergencias", concluye González Canomanuel.

Más información

CSIF demanda que el servicio de emergencias del Hospital Universitario de Toledo está "desbordado"