• jueves 06 de octubre del 2022

Desarticulado un conjunto destinado a cometer ciberestafas con la obtención de las claves de ingreso bancarias

img

Se han esclarecido delitos en Tudela (Navarra), Alcalá de Henares (Madrid), Vilanova i la Geltrú (Barcelona) y Miguelturra (Ciudad Real)

CIUDAD REAL, 21 Jun.

La Guardia Civil ha detenido a siete personas, a las que se les asigna pertenencia a conjunto criminal y varios delitos de estafa por el procedimiento phising, consiguiendo las claves de ingreso bancarias de las víctimas

Ha sido en la operación llamada Euliber, que dió como resultado la total desarticulación de un conjunto criminal y la detención, investigación y puesta predisposición judicial de la integridad de sus pertenecientes, informó la Guardia Civil en publicación oficial.

La investigación se inició en el mes de febrero del año pasado, al enseñar demanda una vecina de la ciudad de Miguelturra en la Guardia Civil. La víctima relató a los agentes de la benemérita, ser víctima de una estafa, mediante la que y suplantando la pasarela de entrada a su entidad bancaria, los autores de los hechos lograron los datos de ingreso a su banco, haciendo más tarde 2 transacciones a 2 cuentas corrientes distintas, que los ciberdelincuentes ahora tenían operativas, de 13.887 euros.

La citada demanda fue derivada al Equipo de Delitos Informáticos y Tecnológicos de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil, que efectuó las primeras gestiones indagatorias, necesidades de datos y judicializó las diligencias.

Durante mucho más de un año que ha durado la investigación, los agentes encargados de la investigación han consultado multitud de bases de datos, efectuado necesidades a distintas operadoras, distribuidores de servidores, entidades, organizaciones y colaboraciones con otras policías autonómicas.

Una vez que toda esa proporción de información fue analizada, se ha podido detectar, encontrar y parar a dicho conjunto de ciberdelincuentes, que eran vecinos de las localidades de Madrid y de A Coruña, constándoles incontables antecedentes policiales y judiciales por hechos afines.

A estas siete personas se les atribuyen los delitos de pertenencia a Grupo Criminal y distintos delitos de Estafa completados por medio de Internet. Tras su identificación, a posteriori, se lograron aclarar hechos delictivos que carecían de autoría, en sitios tan distintos como Tudela (Navarra), Alcalá de Henares (Madrid), Vilanova i la Geltrú (Barcelona) y el que dio comienzo a la investigación en Miguelturra (Ciudad Real).

Las actuaciones judiciales fueron llevadas por el Juzgado de Primera Instancia y también Instrucción número 6 de Ciudad Real.

Más información

Desarticulado un conjunto destinado a cometer ciberestafas con la obtención de las claves de ingreso bancarias