Desempleo en C-LM: Más de 3.400 empleados dejan de trabajar entre 2021 y 2022, alerta CCOO

Desempleo en C-LM: Más de 3.400 empleados dejan de trabajar entre 2021 y 2022, alerta CCOO

Según la Estadística de Movilidad del mercado de trabajo en las fuentes tributarias 2021-2022 publicada por la Agencia Tributaria, Castilla-La Mancha ha experimentado un saldo neto negativo de -3.468 trabajadores. Esto se debe a la salida de 15.260 asalariados de la región y la llegada de 11.792 trabajadores procedentes de otras comunidades autónomas.

María Ángeles Castellanos, secretaria de Políticas Sociales, Agenda 2030 y Empleo de CCOO Castilla-La Mancha, ha señalado que esta emigración ha sido liderada por mujeres y por personas menores de 36 años. Además, ha destacado que los trabajadores que abandonan Castilla-La Mancha han experimentado un aumento del 15% en sus salarios medios.

Según CCOO, la provincia de Toledo es la única con un saldo migratorio positivo, es decir, ha recibido más trabajadores de los que ha perdido.

En cuanto al destino de aquellos que abandonan la región, Madrid es la comunidad autónoma que ha recibido a más personas, con un total de 8.856 trabajadores en 2021 y 2022. Le sigue la Comunitat Valenciana con 1.879 trabajadores.

En términos de edad, el 83% de los trabajadores migrantes son menores de 36 años, aunque en todos los rangos de edad el saldo es negativo. En cuanto al género, las mujeres representan el 57,5% del total de este saldo negativo.

La estadística también muestra que aquellos que han abandonado Castilla-La Mancha han experimentado un aumento del 15,4% en su salario medio anual. Por otro lado, aquellos que han llegado a la región también han visto mejorar sus salarios, aunque en menor medida.

En cuanto a la brecha salarial, se ha reducido del 22% en 2021 al 17% en 2022. Además, se observa un aumento en los salarios de la población migrante más joven, con un incremento del 37% para aquellos menores de 26 años.

Por provincias, Toledo es la única con un saldo migratorio positivo, mientras que el resto presenta un saldo negativo, es decir, más trabajadores salen que los que llegan de otras provincias.

En resumen, la estadística muestra que Castilla-La Mancha ha experimentado un saldo negativo en la movilidad laboral, con una mayor emigración de mujeres y personas menores de 36 años. Aquellos que abandonan la región han visto aumentar sus salarios en más de un 15%, mientras que la brecha salarial se ha reducido.

Tags

Categoría

Castilla-La Mancha