Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

El Ayuntamiento de Guadalajara eleva el IBI por el déficit de 9 millones dejado por el anterior gobierno.

El Ayuntamiento de Guadalajara eleva el IBI por el déficit de 9 millones dejado por el anterior gobierno.


GUADALAJARA, 10 Oct. - La nueva Corporación municipal en el Ayuntamiento de Guadalajara, conformada por PP y Vox, congelará todos los impuestos y tasas municipales a excepción del IBI, que pasará del 0,46 al 0'54 que, por primera vez, y para beneficiar a los vecinos, establecerá un nuevo sistema de fraccionamiento en el pago concreto de este impuesto en tres plazos y sin intereses.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa el segundo teniente de alcalde y concejal de Hacienda, Alfonso Esteban, quien, en una comparecencia en la que ha estado acompañado de los concejales Isabel Nogueroles y José Luis Alguacil, ha justificado esta subida del IBI por el "agujero de nueve millones de euros" que tiene el Ayuntamiento en el presupuesto de 2023, cuando gobernaba en el Consistorio el socialista Alberto Rojo.

Alfonso Esteban ha estimado que dicha subida puede suponer, en un IBI de unos 600 euros al año, unos 10 u 11 euros más al mes para los ciudadanos que estén sujetos al sistema especial de pagos en nueve cuotas, unos 100 euros al año, ha dicho, aunque ha remarcado que es "absolutamente imprescindible" en la situación actual del Ayuntamiento, insistiendo en que si no tomaran estas medidas, en cuatro años no se podría pagar a quienes prestan servicio al Consistorio.

"Esto no es lo que nos gusta ni lo que querríamos hacer, pero es la realidad de lo que nos hemos encontrado", ha subrayado, aludiendo a lo que también dice por escrito un informe del máximo órgano de gestión presupuestaria del Ayuntamiento que "tienen que conocer los vecinos de la ciudad".

Y es que dicho informe del órgano de gestión presupuestaria que han hecho al efecto evidencia que para el ejercicio de 2024 "puede haber un notable déficit de ingresos en relación con los créditos presupuestarios que es preciso consignar para dar cumplimiento a los compromisos asumidos y a las necesidades existentes", es decir, contratos y necesidades existentes, ha aclarado Esteban.

En el mismo informe también se contempla --añade el concejal de Economía-- que en el presupuesto aprobado para el ejercicio de 2023 se habían previsto ingresos en concepto de impuestos sobre instalaciones y de obras y de canon de urbanización relacionados con las instalaciones fotovoltaicas por importe de casi nueve millones que no han sido aún liquidados y que tienen carácter puntual, con lo cual no se debería contar con ellos, añade el edil del área.

Por lo tanto, para Alfonso Esteban la decisión que se han visto obligados a adoptar no es para realizar más gasto voluntario sino para garantizar los servicios públicos y mejorar algunos de ellos. "La situación es muy preocupante y la irresponsabilidad de los gobernantes anteriores ha sido máxima", ha precisado, añadiendo que por mucho que haya elecciones uno debería saber que no puede dejar unas cuentas "totalmente desestructuradas" que podrían poner en peligro los servicios básicos, ha subrayado.

Y en este sentido ha dicho que para ello tendrán que aplicar también algunos ajustes en los gastos voluntarios que no afectarán a los servicios, en todo caso, aludiendo también a cómo en este tiempo han tenido que asumir cerca de cuatro millones de euros de revisiones de facturas dejadas por el anterior equipo de Gobierno que estaban sin reconocer.

En todo caso, y pensado en los vecinos, Alfonso Esteban ha precisado que estos se podrán acoger al pago del IBI en tres meses y sin intereses siempre que no estén acogidos al sistema especial para pagar todos los impuestos en nueve meses, que ya contemplaba una bonificación del 5% en la última cuota con un límite máximo de 100 euros.

Pero para estos también hay otra novedad, que es que el límite máximo de dicha bonificación se sube a 150 euros y se flexibiliza más la posibilidad de que se puedan fraccionar los pagos de los tributos municipales, reduciendo la cuota de 30 a 20 euros, una manera más de ayudar también al pago de los mismos.

En cuanto al impuesto de construcciones, instalaciones y obras y con el objetivo de fomentar la actividad económica a través de los pequeños negocios, se va a recoger también, por primera vez, una bonificación de hasta el 95% en la cuota para autónomos y microempresas cuando realicen obras vinculadas a la implantación, siempre que la inversión sea superior a los 30.000 euros y en función del número de empleos.

Esto quiere decir que los que tengan entre 1 y 3 trabajadores podrán tener una bonificación del 50%, que será del 75% para las empresas de entre 4 y 6 trabajadores y del 95% si tienen más de 6 empleados.

Por último, Alfonso Esteban ha recordado que en el último presupuesto de 2023 el anterior Gobierno, al frente del cual estaba Alberto Rojo, había establecido una estructura de ingresos "falsa" contra los que se había generado una estructura de gastos recurrente en el tiempo.