• jueves 08 de diciembre del 2022

'El Brujo' reclama el teatro en las plazas: "Y el que no valga, a funcionario"

img

LA PUEBLA DE MONTALBÁN (TOLEDO), 27 Ago.

Rafael Álvarez 'El Brujo' ha reivindicado el teatro de calle desde las tablas del 'Festival Celestina. La España de Rojas'. "Hay que realizar teatro en las plazas, y el que no valga, a funcionario".

El intérprete cordobés puso el punto y final a su 'Lazarillo de Tormes' que ha representado la noche de este viernes en la Plaza Mayor de la Puebla de Montalbán (Toledo), tras recibir el premio del 'Festival Celestina. La España de Rojas'.

Fiel a su alias, y en lo que duró un partido de fútbol, ha atrapado al basto público congregado en esta simbólica plaza, donde a lo largo de 23 años se ha representado otro tradicional de la literatura, 'La Celestina'.

"Catedrático" en la comedia del arte, 'El Brujo' ha jugado a improvisar, saltando como juglar, de las desventuras de Lázaro a la crítica de esta época.

La desbocada inflación, la Reina Letizia, Fernando Simón, Juan Carlos I, Picasso, Emiliano García-Page, los sindicatos, los gobernantes, el "comunismo o independencia" de Isabel Díaz Ayuso y hasta los representantes institucionales que le antecedieron en las tablas y le entregaron el premio, no han escapado de sus burlas.

Y es que 'El Brujo' ha ironizado con la duración de las intervenciones del alcalde, del gerente de la Diputación y la consejera de Educación, Cultura y Deportes, que se retardaron 25 minutos en charlar, por ejemplo cuestiones, de apoyos institucionales y económicos al Festival de la Celestina.

"Es un instante mágico lleno de emoción. No me van las expresiones. A ustedes no les pasaba igual. Estoy presto a iniciar en el momento en que ustedes deseen", les ha espetado en su salida al ámbito donde ha recogido el premio.

"A los ayudantes les quedó claro que se ocupan de sus intereses. Que tienen un presidente que está ahí dándole que te pego....Me refería a García-Page...esto, a Pedro Sánchez", dijo Álvarez, arrancando la primera ovación del público.

Todo ello en un ámbito vacío, con el Palacio de los Condes de Montalbán de fondo. Su cero presupuesto en escenografía solo precisó una bota de vino, una butaca que llegó a ser la punta de la Catedral de Toledo y un arcón, le llevó a retar a los actores de Hollywood a salir de este modo de "desnudos" a las tablas. "George Clooney, comunica en este momento Nespresso, mamón".

Con su pócima de la risa, este profesional del monólogo fue con la capacidad de girar en comedia el apetito y las malignas desventuras de Lazarillo, poniendo de pie a toda la plaza.

"Hagan como Lázaro, vivan sin temor", ha concluido, propagando esta solicitud a los cientos y cientos de ayudantes.

Más información

'El Brujo' reclama el teatro en las plazas: "Y el que no valga, a funcionario"