• jueves 06 de octubre del 2022

El Centro regional de transfusiones situado en Toledo va a estar operativo en el mes de noviembre después de las proyectos

img

TOLEDO, 8 Ago.

El nuevo Centro Regional de Transfusión de Toledo, que se situará en el Centro de Especialidades, Diagnóstico y Tratamiento 'San Ildefonso' de la ciudad más importante, va a estar andando a máximo rendimiento en el mes de noviembre después de las proyectos que tienen dentro la reforma del edificio y también instalaciones, la dotación del equipamiento de laboratorio, cámaras frigoríficas y cámara de criogenia. Se recogen las donaciones de las áreas de Salud de Guadalajara, Talavera de la Reina y Toledo y se provee sangre a los centros sanitarios de su área hemoterápica.

La directiva gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, Regina Leal, ha visitado este lunes las proyectos de construcción del nuevo Centro Regional de Transfusión, en las que el Gobierno de Castilla-La Mancha va a invertir cerca de 1,7 millones de euros.

Acompañada por el gerente del Complejo Hospitalario de Toledo, el doctor Juan Antonio Blas Quílez, y la directiva general de Cuidados y Calidad, Begoña Fernández, la responsable del Sescam ha popular los pormenores de estos trabajos que se han iniciado últimamente y que van a tener un período de ejecución de 4 meses. Una vez finalizadas, se procederá al traslado a las novedosas instalaciones desde los espacios que ocupa hoy en día en primera planta del edificio Materno-Infantil del Hospital Virgen de la Salud.

Leal ha recordado que, en el desarrollo de desalojo de las instalaciones del viejo hospital con ocasión de la apertura del Hospital Universitario de Toledo, se hacía preciso tener un espacio alterno al que en este momento ocupa el Centro Regional de Transfusión, informó la Junta en publicación oficial.

Tras el estudio de diferentes elecciones, el Sescam optó por explotar para exactamente el mismo los espacios que quedaron libres en la planta -1 y 0 del Centro de Especialidades, Diagnóstico y Tratamiento San Ildefonso, situado en la Avenida de Barber, una vez efectuado el traslado de varias consultas desde este inmueble hasta el nuevo hospital.

"Este emplazamiento muestra las virtudes de relativa velocidad en el traslado, ya que una parte de las estancias primordiales estarían libres tras una reforma. Además, tiene simple ingreso tanto para automóviles para donantes, al estar conectado correctamente; y el dimensionamiento que da esta localización es perfecto", ha asegurado Leal.

Una vez adoptada la resolución del nuevo emplazamiento del Centro Regional de Transfusiones de Toledo, el Sescam licitó y adjudicó las proyectos de reforma primordiales a la compañía Eiffage Energía, SLU, por un precio de 1.633.003 euros.

El emprendimiento contempla la realización de una reforma puntual consistente en la redistribución y acondicionamiento de las plantas baja y semisótano del CEDT. Además de la reforma del edificio y también instalaciones, el emprendimiento incluye la dotación del equipamiento de laboratorio, cámaras frigoríficas y cámara de criogenia.

En la planta baja se situará la región de extracciones con mostrador de recepción, despachos para la Hermandad de Donantes de Sangre, salón de triaje, tal como una región administrativa con biblioteca, despachos, espacios de trabajo administrativo, banco de Tejidos (con región de congelación y salón blanca), y dependencias para el control de calidad.

En la planta semisótano se situarán los laboratorios (cámaras de conservación y de congelación y otros equipos precisos), los vestuarios y otras instalaciones. La Dirección del centro sanitario ha adoptado una sucesión de medidas con la intención de reducir las incomodidades a los expertos, pacientes y individuos a fin de que causen las menores afecciones probables a lo largo de la ejecución de las proyectos.

Entre sus funcionalidades está la de ordenar los puntos de extracción, el procesamiento de la sangre, su distribución y la promoción de la hemodonación en su ámbito de actuación, en colaboración con las asociaciones de donantes de sangre. También se van a recoger en este centro un banco de tejidos, huesos y piel.

Además, esta unidad actualiza y efectúa un rastreo de los datos del registro de donantes, planea la donación de sangre y plasma en estas provincias y lleva a cabo un trámite para sacar de la distribución de forma precisa, eficiente y verificable la sangre y los elementos sanguíneos relacionados con cualquier notificación o alarma producida en el Sistema de Hemovigilancia, tanto en el Centro Regional de Transfusión como en todos y cada uno de los Servicios de Transfusión y puntos de extracción de sangre de él dependientes.

El pasado año se asentaron en el área de Toledo-Guadalajara un total de 31.907 donaciones de sangre, de las que 3.146 se consiguieron en el punto fijo del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo. Además, se consiguieron 1.508 plasmaféresis y 511 plaquetoféresis.

De otro lado, Leal ha remarcado que los departamentos que quedan por mover al Hospital Universitario de Toledo son los laboratorios de hematología y anatomía patológica, traslado que se está haciendo ahora, y faltaría el de resonancia imantada, el último servicio en mover, y que tiene una operativa mucho más complicada.

Preguntado por la vigencia de los contratos COVID hasta diciembre del año en curso, Leal ha podido confirmar que se sostendrán hasta esa fecha, con la excepción de que cambiará el género de contrato --por legislación europea-- y van a pasar de contratos temporales a situación de interinidad.

En cuanto a la situación de los centros de salud por contagios, Leal indicó que ha bajado la incidencia en mayores de 60 años, hay 350 hospitalizaciones y 18 pacientes en UCI.

Más información

El Centro regional de transfusiones situado en Toledo va a estar operativo en el mes de noviembre después de las proyectos