• domingo 29 de enero del 2023

'El Reto de Pablo' contra el cáncer infantil se despide en Albacete tras pedalear 80 horas sin frenos al lado de Ingeteam

img

ALBACETE, 7 Oct.

'El Reto de Pablo' volvió a pedalear contra el cáncer infantil. Esta idea caritativa, que se despide con su tercera edición, llegó este viernes a la Plaza del Depósito del Sol en Albacete y puso el colofón a 4 intensos días en los que ha paseo en 80 horas en modalidad BTT-Non Stop unos 1.cien km en bicicleta para juntar las sedes de Ingeteam en España.

Tras empezar la día en las instalaciones vizcaínas de Zamudio, el padre de Pablo hizo una riguroso ruta donde asimismo pasó por las plantas de Ingeteam en Beasain en Guipúzcoa y Sarriguren en Navarra, conforme han informado los promotores de la idea en publicación oficial.

Este último reto, el mucho más duro y emotivo hasta hoy, tuvo como niveles múltiples puntos de la geografía vasca y ha contado con un corredor muy particular: nuestro Pablo ha amado ser parte de esta aventura pedaleando al lado de su padre 30 km en la etapa final del paseo.

Además, los fondos colectados se destinarán a 2 proyectos en el hospital de Cruces y en la Clínica Universidad de Navarra, mediante la Asociación NEN de Familiares y Amigos de Pacientes con Neuroblastoma.

En determinante, mucho más de miles de km y cerca de cien horas sin reposo sobre la bicicleta para ofrecer visibilidad a la necesidad de investigar el cáncer infantil para conseguir nuevos tratamientos mucho más efectivos y que mejoren la calidad de vida de los pequeños.

Ese fue el propósito con el que en el año 2017 nació 'El Reto de Pablo', un niño que entonces tenía cinco años y terminaba de ser diagnosticado con esta clase de tumor que perjudica al sistema inquieto central.

Ante una posibilidad de curación que a 5 años solo alcanzaba el 30%, su familia puso el foco en la necesidad de conseguir fondos para los 8 estudios y ensayos clínicos que hay en España sobre esta dolencia clasificada como patología extraña, situación que hace difícil la captación de aportaciones económicas para su investigación.

El epicentro de esta idea caritativa es un reto ciclista que llevó a José Luis López Cabezuelo, padre de Pablo y aficionado al mountain bike, a recorrer en 2017 los 651 km que apartan el hospital Sant Joan de Deu (Barcelona), donde Pablo recibió una parte del régimen, de Albacete, localidad donde radica la familia.

Una ruta de 51 que en tantas ocasiones había efectuado la familia y que supuso el germen para la segunda edición, conmemorada un año después entre Sevilla y Albacete, con 679 km completados en 60 horas.

Desde entonces, a los km recorridos se sumaron los mucho más de 120.000 euros donados a la investigación del cáncer infantil para ofrecer una ocasión a los otros 'Pablos' que hay en España, donde cada día 4 pequeños son diagnosticados de cáncer.

Ingeteam ha paseo desde sus comienzos este sendero al lado del Reto de Pablo como patrocinador primordial de la idea, y este año, coincidiendo con su 50 aniversario, la compañía donará a la investigación del cáncer infantil un porcentaje de lo colectado con la venta de equipaciones corredores del Reto de Pablo-Ingeteam.

El precio de factoría de cada equipación es de 90 euros y por cada una vendida entre los trabajadores la compañía donará 50 euros, al paso que van a ser 25 euros en la situacion de las adquiridas externamente a través del Reto de Pablo.

Más información

'El Reto de Pablo' contra el cáncer infantil se despide en Albacete tras pedalear 80 horas sin frenos al lado de Ingeteam