Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Fenavin planea ajustes en su calendario y en su gestión para el año 2027.

Fenavin planea ajustes en su calendario y en su gestión para el año 2027.


La Feria Nacional del Vino (Fenavin) está lista para su próxima edición que se llevará a cabo del 6 al 8 de mayo de 2025 en Ciudad Real, con el objetivo de mejorar la calidad y generar mayores beneficios económicos para el sector vitivinícola de la región. Sin embargo, la organización ya está preparando cambios significativos para la edición de 2027, especialmente en términos de fechas y gestión.

Durante una conferencia de prensa, el presidente de la Diputación de Ciudad Real, Miguel Ángel Valverde, anunció que se está considerando un cambio en las fechas y en la estructura de gestión para la feria del 2027.

Valverde resaltó la necesidad de reorganizarse para enfrentar los retos actuales y asegurarse de que Fenavin continúe siendo la principal feria de vinos españoles a nivel mundial en el futuro. En cuanto a la estructura organizativa, se evaluará la inclusión de colectivos como los productores vitivinícolas o la Cámara de Comercio de Ciudad Real.

El presidente fue claro al señalar que el modelo actual puede no ser el más adecuado frente a eventos con estructuras mucho más grandes, con más de 300 personas en algunos casos. Se busca encontrar una estructura de gestión permanente que permita organizar Fenavin de la mejor manera posible y satisfacer los desafíos futuros, promoviendo un mayor retorno para los productores de la provincia.

La próxima edición de Fenavin, con un presupuesto de 3,2 millones de euros, contará con la presencia de 1.900 bodegas y cooperativas, 5.600 expositores, 14.000 compradores nacionales y 4.300 internacionales, en los más de 30.000 metros cuadrados de superficie del Pabellón Ferial de Ciudad Real.

Además, se busca aprovechar sinergias al vincular Fenavin con la marca "Quijote" para impulsar el sector agroalimentario de la provincia, vital para la economía de Ciudad Real.

Valverde aclaró que no se trata de mezclar elementos, sino de relacionar la feria con la figura icónica de Don Quijote para que los productos excelentes de la región sean más reconocidos a nivel internacional.