• domingo 29 de enero del 2023

Gálvez arde por los 4 costados y saca brillo a su San Antón en medio de una carrera por ser de Interés Turístico Regional

img

TOLEDO, 16 Ene.

La ciudad toledana de Gálvez ha ardido este fin de semana "por los 4 costados" con las 160 lumbres con las que sus vecinos han celebrado San Antón, una celebración que está opositando a transformarse en celebración de Interés Turístico Regional y que de año en año provoca que los galveños se reúnan para ser parte de una tradición con mucho más de 200 años de antigüedad.

Así, este fin de semana los galveños han prendido unos 300.000 kilogramos de leña para hermanarse en torno al fuego, acogiendo asimismo a los visitantes que asisten a formar parte en los festejos, y, además de esto, gozando de la gastronomía propia de esta ciudad toledana, con las migas, el chorizo, las costillas, las puches, la morcilla, los guisos de caza y los dulces como personajes principales.

El alcalde, Manuel Fernández, explicó a Europa Press que, originariamente, los galveños festejaban San Antón en las huertas con fuegos para espantar a los pésimos espíritus y vestían "con las mejores ropas" a su ganado.

Una tradición que ha evolucionado a la presente, trasladada al propio pueblo y donde son los propios vecinos los que, poniéndose ropas viejas y pintándose las caras o con máscaras, van de lumbre en lumbre recorriendo todo el pueblo para conocer a los amigos y familiares que viven en otras calles.

"Jamás ha perdido el arraigo ni la tradición de agrupar a todos y cada uno de los vecinos y hermanar al pueblo", ha ensalzado Fernández, que ha añadido que la tradición de disfrazarse hace de San Antón "un Carnaval adelantado".

Además, el alcalde galveño ha considerado que Gálvez se merece la declaración de celebración de Interés Turístico Regional, algo que los vecinos plasmarán mandando a la Junta unas 3.000 firmas a fin de que San Antón tenga esta cuenta.

El enorme día sucedió el sábado, dando comienzo con la celebración de una misa, procesión y bendición de animales en la parroquia de San Juan Bautista. El día prosiguió con un certamen solidario, el de lanzamiento de carretas a las 13.15 horas, ordenado por la Ferretería Gálvez, al paso que ahora a las 21.30 empezaba una degustación de modelos habituales del cerdo en la carpa de la plaza.

Ya a lo largo de la madrugada del domingo tenía sitio el impresionante cortejo de 'sanantones', en el que cientos de galveños de todas y cada una de las edades y condiciones se vestían con este impresionante disfraz consistente en esconder la cara, cuerpo, manos, pies y también, aun, los andares y ademanes propios de cada individuo, tras unas indumentarias caracterizadas por ser arrapos, ropa vieja y ajada complementada, adornados con cencerros, que previenen entender al disfrazado.

En este cortejo no se charla, ni se toca. Nadie en la noche mágica reconoce al 'sanantón' que enigmáticamente se ha acercado a su lumbre. Ocultar la identidad es la meta de cualquier buen 'sanantón'.

Así se ha paseo el 'sanantón', de lumbre en lumbre, comiendo y tomando. Sonrisas, sorpresas, sustos y buen ámbito se han apoderado de Gálvez a lo largo de su noche mucho más mágica.

Más información

Gálvez arde por los 4 costados y saca brillo a su San Antón en medio de una carrera por ser de Interés Turístico Regional