• jueves 08 de diciembre del 2022

Guardia Civil espera fallo judicial para accionar contra agentes que detuvieron a un camarero al confundirlo con un ladrón

img

GUADALAJARA, 27 Sep.

La Dirección de la Guardia Civil no va a tomar medidas contra los 2 agentes del cuerpo que son investigados por la justicia tras parar de manera errada al usado de un bar en Molina de Aragón (Guadalajara) pensando que era un ladrón hasta el momento en que no haya una sentencia estable.

Así lo han afirmado a Europa Press fuentes de la Benemérita, que han explicado que a los agentes se les abrió una investigación interna y un expediente disciplinario después de los hechos, que en este momento está paralizado esperando del fallo judicial.

Esto supone que los 2 guardas civiles prosiguen prestando servicio, y que hasta el momento en que no se celebre el juicio y haya sentencia, el cuerpo no determinará la compromiso disciplinaria que les toca y aplica.

Según publica la Ser, y recopila Europa Press, los hechos sucedieron a fines de mayo en un lugar de comidas de la ciudad guadalajareña de Molina de Aragón, en el momento en que unos vecinos alertaron a la Guardia Civil de un viable hurto en el lugar.

Dentro estaba un trabajador del mismo, que abrió la puerta a los agentes y estos, suponiendo que era un ladrón, le redujeron de manera beligerante, aduciendo que el joven prestó combativa resistencia.

En un principio, cuenta la Ser, el Juzgado de Instrucción número 1 de Molina de Aragón (Guadalajara) citó "en calidad de presentes" a 2 agentes a causa de la demanda que han anunciado contra ellos por un viable delito de lesiones y otro de falso testimonio. En preciso, por atacar a un individuo a lo largo de su arresto y falsear, en teoría, el atestado policial de la detención.

Pero al notar la grabación de la cámara de videovigilancia del local, el magistrado cambió de opinión y les ha mencionado nuevamente, pero en en esta ocasión, en calidad de investigados.

Más información

Guardia Civil espera fallo judicial para accionar contra agentes que detuvieron a un camarero al confundirlo con un ladrón