Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Instituciones de Toledo se unen a Afammer para exigir que la igualdad sea un derecho, no solo una palabra.

Instituciones de Toledo se unen a Afammer para exigir que la igualdad sea un derecho, no solo una palabra.


TOLEDO, 4 Mar.

El Ayuntamiento de Toledo, la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y el Gobierno regional se han unido a la Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural (Afammer) para destacar la importancia de la igualdad en el marco del Día Internacional de las Mujeres. La igualdad es considerada como un derecho humano fundamental y un valor esencial, no solo una palabra vacía. Se insta a las nuevas generaciones a continuar trabajando para eliminar las brechas que actualmente enfrentan las mujeres.

Antes de inaugurar la jornada 'La igualdad, un legado entre generaciones', organizada por Afammer, la presidenta nacional de la asociación, Carmen Quintanilla, enfatizó que es crucial seguir luchando por la igualdad real de oportunidades, especialmente en un momento en el que se cuestiona este aspecto. Afammer ha estado alzando la bandera de la igualdad durante 40 años, especialmente en las zonas rurales, y es fundamental que las generaciones jóvenes continúen esta labor.

La jornada busca resaltar la importancia de la lucha por la igualdad, tanto en España como a nivel internacional, ya que se reconoce el riesgo de perder la libertad y la igualdad en un abrir y cerrar de ojos debido a discursos contradictorios presentes en la sociedad actual. Existe la necesidad de seguir trabajando para superar las brechas salariales, digitales y de género que afectan a las mujeres en la actualidad.

La presidenta nacional de Afammer agradeció el apoyo de las instituciones y señaló la importancia de trabajar juntos para lograr una igualdad real de oportunidades. Se destacó la necesidad de políticas que favorezcan la conciliación y la corresponsabilidad para las mujeres rurales, ya que la falta de estas políticas tiene un gran costo tanto social como económico.

El alcalde de Toledo, Carlos Velázquez, reconoció la lucha incansable de Carmen Quintanilla en la defensa de los derechos de la mujer y destacó los avances logrados en las últimas décadas. Subrayó que la igualdad es un principio irrenunciable para el gobierno local, que la promueve en todas sus áreas de gestión.

Desde la Universidad de Castilla-La Mancha, se destacó el apoyo total al talento de la mujer y se mencionó la importancia de promover la igualdad de género en todos los ámbitos, incluyendo el mundo rural. La institución académica colabora con Afammer en iniciativas que buscan visibilizar a las mujeres en este entorno.

La consejera de Igualdad resaltó la importancia de abordar las brechas que impiden avanzar hacia la igualdad real de oportunidades para las mujeres. Se mencionaron las brechas económicas, laborales, sociales, de cuidados, deportivas, culturales y científicas que aún persisten en la sociedad y que obstaculizan el desarrollo pleno de las mujeres.

El Gobierno regional se comprometió a seguir trabajando en políticas transversales que fomenten la igualdad de género, especialmente en el mundo rural. La Ley del Estatuto de las Mujeres Rurales ha permitido a las mujeres acceder al trabajo en condiciones equitativas en diversos sectores, demostrando que es fundamental no solo contar con las herramientas adecuadas, sino también con modelos inspiradores como Carmen Quintanilla.

Se hizo un llamado a la unidad para combatir las desigualdades de género, incluida la violencia machista. Se resaltó la importancia de que hombres y mujeres trabajen juntos para lograr una sociedad más igualitaria y justa para todos.