Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

IU insta a Velázquez a designar Toledo como Zona Tensionada de alquiler con un coste medio mensual de 794 euros.

IU insta a Velázquez a designar Toledo como Zona Tensionada de alquiler con un coste medio mensual de 794 euros.

TOLEDO, 18 de Abril. El Grupo Municipal de Izquierda Unida-Podemos en el Ayuntamiento de Toledo está preocupado por la situación del mercado de vivienda en la ciudad. Diversos informes muestran un déficit de vivienda a precios inaccesibles, llegando a los 794 euros mensuales según la EMV. Esta situación afecta a jóvenes y familias que sufren los efectos de la inflación en curso.

Ante la negativa del alcalde de Toledo, Carlos Velázquez, de solicitar la declaración de Zona Tensionada de vivienda, el portavoz municipal de Izquierda Unida, Txema Fernández, critica esta decisión calificándola como una "cobardía e irresponsabilidad institucional". Considera que se está privando a los ciudadanos de su derecho constitucional de acceso a la vivienda.

"No solicitar esta declaración es negar el acceso a la vivienda a una gran parte de la población a la que supuestamente representa el alcalde, es cerrar la puerta a un derecho fundamental de forma irresponsable y cruel, permitiendo que los grandes tenedores de viviendas se aprovechen en la ciudad de Toledo", reprocha Fernández según la información proporcionada por el partido.

Por ello, Izquierda Unida presentará una moción en el próximo pleno para instar al equipo de Gobierno a tomar medidas concretas en favor de la vivienda social y asequible. La declaración de Toledo como "zona de mercado residencial tensionado" permitiría establecer límites en los precios de alquiler.

"Es sensato, responsable y solidario ponerse del lado de quienes más lo necesitan y esperan que sus autoridades actúen con responsabilidad en tiempos difíciles. Dar la espalda sería otra opción", afirma Txema Fernández.

El concejal de Izquierda Unida señala que en Toledo hay alrededor de 3.500 viviendas vacías, las cuales podrían entrar al mercado con beneficios fiscales para los propietarios si se declara la Zona Tensionada. Estas ventajas incluyen deducciones de hasta el 90% en el IRPF si se reduce el precio del alquiler un 5%, o del 70% si se alquila a jóvenes entre 15 y 35 años.

Además, la legislación permite a los municipios modificar las ordenanzas para aplicar un recargo en el IBI a las viviendas desocupadas de entre un 50 y un 150%.

Txema Fernández destaca las dificultades graves que enfrenta la ciudad, con un costo medio de alquiler de 794 euros al mes y salarios que no alcanzan para cubrir ese gasto, especialmente para mujeres y jóvenes. La Ley por el Derecho a la Vivienda establece que la carga de la hipoteca o alquiler más los gastos básicos no debe superar el 30% de los ingresos medios de los hogares.

Por lo tanto, desde Izquierda Unida consideran que la negativa del alcalde a solicitar la declaración de zona tensionada es un obstáculo directo para el acceso a este derecho esencial, privando a gran parte de la población de la posibilidad de acceder a una vivienda.