• miércoles 05 de octubre del 2022

Juez manifiesta hurto de manera fuerte y falta de arraigo para sostener en prisión a los fugitivos portugueses que birlaron en Toledo

img

MADRID/TOLEDO, 17 Ago.

El juez de la Audiencia Nacional Joaquín Gadea acordó este martes la prisión provisional incondicional para los 2 fugitivos reclamados por Portugal atendiendo al género de delito que se les imputa, hurto con intimidación, y a que no tienen arraigo en España. Esto, apunta el juez, "establece un peligro cierto de sustracción a la acción de la Justicia".

A los detenidos asimismo se les relacionaba con 4 robos perpetrados en las provincias de Toledo, Badajoz y Sevilla.

En sendos coches, a los que tuvo ingreso Europa Press, el juez razona de esta forma que Nélida Alves como Sidney Pereira se queden en prisión para garantizar que logre ejecutarse la orden europea de detención y distribución (OEDE) que pesa sobre ellos.

Apunta que en la visión conmemorada en presencia de los detenidos y del fiscal, Pereira, de origen venezolano, permitió ser entregado a las autoridades portuguesas al tiempo que Alves --con nacionalidad lusa-- se negó. El Ministerio Público, por su lado, interesó la prisión provisional para los dos.

Los 2 fugitivos, detenidos este fin de semana en un centro comercial de Zamora, se consideran como "muy peligrosos" por las fuerzas de seguridad. Llevaban múltiples días en España y presentaban un extenso historial de acciones ilegales.

De hecho, Gadea, en el coche por el que manda a prisión a Nélida Alves, afirma que el tipo delictivo por el que es reclamada incluye hurto de forma fuerte, coacción agravada, daños, falsificación de documentos, posesión de armas prohibidas y conducción dañina.

Presuntamente, los 2 detenidos habrían cometido múltiples latrocinios en diferentes puntos de Portugal y de Extremadura, y estaban en este momento en Castilla y León, a unos cien km de la frontera con su país en el momento en que fueron reconocidos por un ciudadano.

Según el mencionado medio extremeño, estos teóricos criminales habrían cometido tres robos en la provincia de Badajoz. El último habría ocurrido este miércoles en una estación de servicio en Torrefresneda, a punta de pistola y a plena luz del día.

Distintos medios portugueses asimismo detallaron de que los 2 detenidos son sospechosos de un triple homicidio cometido en la localidad portuguesa de Braganza, a unos 110 km de Zamora, y de diferentes ataques a estaciones de servicio en su país.

Más información

Juez manifiesta hurto de manera fuerte y falta de arraigo para sostener en prisión a los fugitivos portugueses que birlaron en Toledo