• martes 27 de septiembre del 2022

Junta C-LM se personará como acusación habitual en las situaciones de sumisión química o pinchazo con agresión sexual

img

Actualiza el protocolo para ofrecer agilidad a las analíticas en un hospital u hospital, ya que las drogas se diluyen con velocidad

TOLEDO, 16 Ago.

El Gobierno de Castilla-La Mancha se personará como acusación habitual
en las situaciones de sumisión química o pinchazo con agresión sexual y ha actualizado su protocolo de actuación en estas situaciones a fin de que prime "la velocidad para hacer las analíticas en un hospital u hospital, ya que son drogas que se diluyen velozmente".

El Gobierno regional ha actualizado su protocolo de asistencia a víctimas de sospecha de sumisión química y/o agresión por medio de un pinchazo frente a la situación que se viene advirtiendo desde el mes pasado de julio, y en especial en estas últimas semanas, de agresión a mujeres a través de objeto punzante en contextos de ocio y que "crea alguna alarma popular".

Tal y como ha destacado la consejera de Igualdad y representante del Ejecutivo regional, Blanca Fernández, "la meta primordial de tal protocolo es coordinar y también integrar todos y cada uno de los probables puntos de atención, como los populares como 'Puntos Violeta', centros de Atención Primaria, Emergencias, Puntos de Atención Continuada o Urgencias Hospitalarias por el hecho de que lo que pretendemos es accionar con agilidad, probabilidad, amparo a la víctima y, por supuesto, atenderla lo más bien que se pueda con la mayor dignidad y con la mayor efectividad viable".

Y es que, "lo que se quiere es integrar todas y cada una de las puertas de entrada que tiene la posibilidad de tener una víctima y que hay que realizar, y para esto "hemos predeterminado un código violeta", informó la Junta en publicación oficial.

En este punto, la consejera y representante fué definitiva al apuntar que la sumisión química o el pinchazo "es una agresión que está penada por el Código Penal, y además de esto es un delito público por la alarma popular que crea y se puede investigar y perseguir desde la Administración pública y desde las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado si bien no haya demanda".

Sobre la personación como acusación especial, ha advertido a quienes tengan la posibilidad de efectuar esta clase de pinchazos, si bien no hayan inoculado ningún género de sustancia o substancia, "que se atenga a las secuelas por el hecho de que como se le identifique tiene serias consecuencias legales".

Por ello, ha insistido Blanca Fernández, "haremos que recaiga todo el peso de la ley sobre aquel violador que se atreva a someter químicamente a sus víctimas", una resolución que se formalizará en el próximo Consejo de Gobierno por el hecho de que hay que ofrecerle forma jurídica, pero "la resolución política está tomada".

Establecer un diagnóstico con el fin de restituir el nivel de salud del tolerante y ofrecer la contestación médico legal oportuna que garantice los derechos de la víctima, son otros de los objetivos del archivo.

El protocolo recopila la actuación en los puntos de información ciudadana y también igualdad, los llamados 'Puntos Violeta'. Si pasaron menos de 72 horas, alarma al Centro Coordinador de Urgencias y Emergencias y se activa el Código Violeta.

Y si pasaron mucho más de 72 horas, encauzar a Atención Primaria, salvo lesiones que deban ser atendidas por personal sanitario, en tal caso se alertará al Centro Coordinador de Urgencias.

En el resto de casos: demanda y rastreo por su médico de Atención Primaria a la mayor brevedad viable.

Como resumen, las víctimas tras la agresión por pinchazo han de estar siempre y en todo momento acompañadas, y el relato de la víctima es primordial y hay que ofrecerle espacio de escucha y certeza para su restauración, pues los datos añadidos en su relato tienen la posibilidad de contribuir a aclarar de qué manera es la práctica general de este género de agresión.

Además, este espacio puede dejar que la mujer recupere una alguna seguridad y control, achicando el trauma.

Se va a llamar al 112 si precisa movimiento urgente y no posee medios para esto, tal como si precisa la asistencia sanitaria in situ.

Se va a deber asistir de forma rápida a un centro hospitalario o al centro sanitario que se haya predeterminado por la Comunidad para la atención sanitaria de estas situaciones.

Además, se efectuará notificación urgente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para la detención del supuesto atacante o atacantes que logren haberse reconocido y eludir conque prosigan actuando.

Como en el resto de ocasiones de crueldad de género, aquellas mujeres que muestren alguna situación de puerta de inseguridad añadida (con discapacidad, migrantes, en situación de exclusión, con adicciones, etcétera.), van a necesitar de una actuación aún mucho más intensiva donde se incorporen los apoyos sociales precisos para lograr asistirlas con efectividad.

Para terminar, la consejera de Igualdad y representante desveló que, basado en las cantidades que tiene el Gobierno de Castilla-La Mancha, en la zona se han registrado diez casos que han acudido de alguna forma al sistema sanitario, ocho de ellos con demanda, y todos ellos dieron negativo en drogas en el primero de los análisis completados.

Más información

Junta C-LM se personará como acusación habitual en las situaciones de sumisión química o pinchazo con agresión sexual