• domingo 29 de enero del 2023

La borrasca 'Claudio' dejará lluvias fuertes, las temperaturas se normalizarán y llegan las primeras heladas

img

MADRID, 31 Oct.

La borrasca 'Claudio', nombrada por el servicio meteorológico de Francia afectará singularmente al país vecino con vientos de sobra de cien km por hora, más que nada en la Bretaña, pero asimismo se dejará sentir en España, con vientos fuertes en el Cantábrico y lluvias fuertes en el tercio nordoeste peninsular, según informó la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que espera la normalización de las temperaturas en los próximos días.

Así, el representante de la AEMET, Rubén del Campo, indicó que octubre acabará con lluvias fuertes en el sur de Galicia, en el ambiente de Sanabria (Zamora) en el norte de Extremadura y asimismo y también Pirineos. 'Claudio' provocará ráfagas de viento realmente fuertes, de sobra de 80 o 90 km por hora en la cordillera cantábrica y estado deplorable de la mar, con olas de sobra de 4 metros de altura en el cantábrico y en el litoral de Galicia.

"El paso de 'Claudio' va a ser veloz", informa, sin embargo el representante que espera que este martes, día de Todos los Santos, se reanudará el tiempo permanente "con matices" hasta el jueves, en el momento en que va a llegar un nuevo servicio de adelante que dejará lluvias en extensas zonas del país.

Más allí del jueves, el representante espera un fin de semana "relajado" y con temperaturas que volverán a subir tras unos días en los que se habrán normalizado una vez que se haya prolongado un ámbito "asombrosamente caluroso" para la época en el mes de octubre.

En preciso, predice que en las próximas semanas los registros sean "mucho más propios para la época del año" más que nada en el cuadrante nordoeste peninsular, donde el ámbito va a ser mucho más fresco, si bien proseguirá prevaleciendo el tiempo caluroso para esta época en el este de la Península y en Baleares.

Así, el 1 de noviembre, día de Todos los Santos, generalmente los cielos van a estar "enmarañados" de nubes pero no se prevén demasiadas lluvias, salvo quizá alguna gota en el Pirineo, en el litoral catalán, norte de la Comunidad Valenciana y asimismo "4 gotas" en puntos desperdigados de la Comunidad de Madrid, en Castilla-La Mancha por la mañana pero que se van a ir disipando y los cielos van a quedar por norma general poco nublados.

Durante la tarde de este martes, festivo en toda España, se registrarán bancos de niebla en zonas del interior, más que nada cerca de los vales de los ríos, y el viento va a soplar aún de manera fuerte en la costa gallega.

Las temperaturas descenderán de manera extendida y ahora se aguardan ciertas heladas en zonas de montaña, pero nuevamente se superarán los 25 grados centígrados de máxima en zonas mediterráneas y en parte importante de Andalucía. En la meseta norte y región centro, las máximas van a estar entre 15 y 20ºC; en el Cantábrico entre 18 y 20ºC y sobre 20ºC se ubicarán en extensas zonas de la mitad sur.

El miércoles, según el representante, se estima algo de inestabilidad en el área Mediterránea y no desecha que logre caer algún disperso en puntos de la Comunidad Valenciana y en Baleares Además podrían estar acompañados de tormenta.

Al otro lado de la Península, el miércoles en el nordoeste van a ir incrementando las nubes y volverá a llover en Galicia, mientras que en el resto del país se van a repetir las nieblas y los bancos de niebla y nubes bajas por la mañana, pero sin lluvias.

El miércoles las temperaturas van a subir por norma general si bien bajarán en el Mediterráneo y se registrarán heladas nocturnas en zonas altas de montaña. Durante el día se superarán nuevamente los 25ºC en el valle del Guadalquivir, en el litoral mediterráneo y en Baleares.

En cuanto al jueves, Del Campo informa que va a ser un día "un poquito más difícil" por el hecho de que el paso de un sistema de adelante provocará un incremento de la nubosidad y lluvias que van a ir de oeste a este de la Península y cubrirán una gran parte del territorio peninsular e inclusive podrían llegar a Baleares. Las mucho más fuertes y persistentes se aguardan en Galicia, más que nada en el oeste de la red social y va a llegar la nieve sobre unos 1.600 a 1.800 metros en la cordillera Cantábrica y en los Pirineos.

Las temperaturas bajarán ese día en una día de lluvia y viento fuerte de ingrediente norte. También en Baleares el ámbito va a ser mucho más fresco. Del Campo resalta que el resultado es que el jueves va a ser un día "absolutamente otoñal" de los que prácticamente no hubo en lo que va de otoño pero va a ser una situación "pasajera" pues en relación pase el frente los cielos se volverán a aclarar.

De ese modo, el viernes empezará con una madrugada fría pues los cielos van a estar despejados y el aire frío se va a haber quedado sobre la Península. Por tanto, predice las primeras heladas nocturnas, por el momento no en zonas de montaña sino más bien en la meseta, los páramos y en puntos del centro que "ahora es muy normal que lleguen en esta época del año" y a lo largo del día el ámbito va a ser temperado.

El representante de la AEMET espera un fin de semana con enorme amplitud térmica y tiempo anticiclónico para estas datas.

Respecto a Canarias, la mayoría de la semana predominarán los cielos poco anubarrados si bien con presencia de calima, que empeorará la calidad del aire. Las temperaturas no experimentarán importantes cambios se sostendrán de manuales agradables que en costas oscilarán entre los 20 o 22ºC de mínima y los 26 a 28ºC de máxima.

Más información

La borrasca 'Claudio' dejará lluvias fuertes, las temperaturas se normalizarán y llegan las primeras heladas