• martes 31 de enero del 2023

La borrasca 'Efraín' hace distintas incidencias en la provincia de Cuenca y eleva a máximos el caudal de sus ríos

img

Se ha cortado el tráfico en la carretera de San Isidro que discurre entre el Casco Antiguo de Cuenca y el puente de Valdecabras, tal como la CUV-7031 entre Palomares del Campo y Carrascosa del Campo

CUENCA, 14 Dic.

La borrasca 'Efraín' ha causado distintas incidencias en la provincia de Cuenca más que nada en la día de este martes y ha alto los caudales de los distintos ríos que discurren por el territorio conquenses a máximos.

Los puntos de la provincia donde mucho más se ha sentido el paso de la borrasca fué la ciudad más importante y la serranía, en donde ahora este martes por la mañana la acumulación de lluvias en el río Júcar y la previsión de que proseguiría lloviendo hicieron abrir las compuertas de la presa de La Toba, lo que provocaba una crecida con escasos precedentes del río Júcar en su tramo mucho más prominente.

Así, desde los diez metros cúbicos por segundo que circulaban este lunes por el río según los datos de la Confederación Hidrográfica del Júcar, este miércoles por la mañana se alcanzó su pico máximo en el lapso de esta borrasca, puesto que se registró a las 7.45 horas su caudal máximo hasta el día de hoy al exceder los 296 metros cúbicos por segundo.

Tras la tregua de las lluvias esta madrugada, el nivel del agua fué bajando pausadamente y, a las diez.50 horas, La Toba prosigue sacando agua a la par que prosigue saltando por coronación, con un total de diez,47 hectómetros guardados.

El Júcar, a su paso por la ciudad más importante, circula a esa hora con un caudal de 282 metros cúbicos. En cambio, aguas abajo semeja continuar incrementado de caudal el río, y en la estación de San Lorenzo de la Parrilla semeja que aún no se alcanzó el pico máximo con 283 metros cúbicos por segundo.

Esta situación asimismo ha causado que la mayor presa del Júcar prominente, la de Alarcón, haya incrementado en 8 hectómetros su agua embalsada en las últimas 24 h desde los 548,38 hectómetros de este martes por la mañana hasta los 556,29 de este miércoles.

También en la Cuenca del Júcar, el río Cabriel vió aumentada su aptitud. Así, en la estación ubicada en Pajaroncillo discurren a las 11.00 horas un total de 98,28 metros cúbicos por segundo en frente de los 8 metros cúbicos del lunes por la mañana. Esta estación registró su mayor pico este martes durante la noche con 153 metros cúbicos a las 21.00 horas.

Una importante crecida que río abajo fué sumando agua y, a su paso por Víllora, el Cabriel está registrando a las 11.00 horas un caudal de 640 metros cúbicos por segundo en frente de los 8 metros cúbicos que se registraban el domingo por la mañana.

De este modo, la presa de Contreras pasó de guardar 299 hectómetros el día pasado 8 de diciembre hasta los 307 hectómetros recientes.

Con fundamento de la crecida del Júcar, en Cuenca capital el Ayuntamiento ha realizado distintas cierres de paseos fluviales como en el Recreo Peral hasta la desembocadura del río Huécar, la región que discurre entre San Antón y el polideportivo El Sargal o la explanada del recinto ferial y el Bosque de Acero, en donde el prominente caudal ha anegado estas zonas sin ocasionar daños merced a las proyectos que la Confederación del Júcar ha realizado a lo largo de los 2 últimos años.

También se ha cortado este miércoles por la mañana el sendero de San Isidro por balsas de agua, y de la misma forma debió estar cortada parte importante de este martes un tramo de la carretera CM-2104 entre Cuenca y Valdecabras asimismo por balsas de agua. En la localidad los bomberos asimismo actuaron en el corte de un pino que se había caído sobre la calle San Lázaro, por desprendimientos en la carretera a Palomera tal como en achiques de agua en múltiples calles.

Actualmente asimismo continúa cortada al tráfico la CUV-7031 entre Palomares del Campo y Carrascosa del Campo gracias a una región anegada que cubre la calzada por desbordamiento del rio Gigüela.

Durante la noche, asimismo hubo múltiples rutas provinciales cortadas por inundación, pero ahora están abiertas al tráfico, y desde la Diputación de Cuenca están limpiando el barro juntado en la calzada con múltiples máquinas y camiones, con lo que hay que circular con precaución.

Estas rutas son la CUV-9116 entre Ribagorda y el cruce con la CUV-9119; la CUV-9119 entre Ribatajada y el cruce con la CUV-9116; la CUV-2123 entre La Ventosa y Villanueva de Guadamejud; la CUV-7032 entre Huerta de la Obispalia y Torrebuceit; la CUV-2171 entre Pineda de Gigüela y la N-400 y la CUV-9144 entre Molinos de Papel y el cruce con la CUV-9141.

El agua asimismo se ha salido de su cauce en el río Escabas a su paso por Cañamares sin ocasionar daños.

Misma subida de caudal se dieron en el río Trabaque o el Mariana, que inundaron el campo sin ocasionar daños, o con el nacimiento del Río Cuervo, cuyas últimas lluvias dejaron una imagen de postal que hacía bastante tiempo que no se veía.

Más información

La borrasca 'Efraín' hace distintas incidencias en la provincia de Cuenca y eleva a máximos el caudal de sus ríos