La caída de precios industriales en C-LM alcanza un 8% en julio, con descenso del 26,2% en energía.

La caída de precios industriales en C-LM alcanza un 8% en julio, con descenso del 26,2% en energía.

MADRID/TOLEDO, 25 Ago.

Los precios industriales disminuyeron un 8% en julio en Castilla-La Mancha en relación al mismo mes de 2022, según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE). El descenso mayor lo registra la energía, con una bajada del 26,2% en la Comunidad autónoma en relación al año pasado.

En comparación con junio de este año, los precios en la industria castellanomanchega han ascendido un 0,1 por ciento, misma variación que experimentan en términos nacionales en relación al mes anterior.

A nivel nacional, los precios industriales disminuyeron un 8,4% en julio en relación al mismo mes, debido al abaratamiento de la energía eléctrica y a la menor subida de los precios de la producción de gas respecto a la registrada un año antes.

Con el descenso interanual de julio, la inflación del sector industrial encadena cinco meses de tasas negativas después de que en marzo pusiera fin a un periodo de 26 meses consecutivos de incrementos, en el que llegó a registrar tasas positivas de dos dígitos durante más de 20 meses.

El descenso de los precios industriales registrado en julio se debe a la caída experimentada por la energía, que recortó cuatro décimas su tasa, hasta el -26,2%, por la menor subida de los precios de la producción de gas y la bajada del coste de la producción, transporte y distribución de energía eléctrica. Por contra, los precios del refino de petróleo aumentaron en julio de este año frente al retroceso que experimentaron en el mismo mes de 2022.

En la caída de la inflación industrial de julio también influyeron los bienes intermedios, que recortaron su tasa interanual casi medio punto, hasta el -5,7%, por el menor coste de la fabricación de productos químicos, así como los bienes de equipo, cuya tasa anual descendió cuatro décimas, hasta el 2,6%, por el abaratamiento de la fabricación de vehículos de motor.

Según el INE, sin contar la energía, los precios industriales mostraron el pasado mes de julio un avance interanual del 1,9%, cifra dos décimas inferior a la de junio y casi 10,5 puntos superior a la tasa general.

Por actividades, los mayores descensos de precios en comparación con julio de 2022 se dieron en las coquerías y refino de petróleo (-33%); el suministro de energía eléctrica y gas (-24%) y en la industria química (-15,8%).

En sentido contrario, los mayores ascensos interanuales se registraron en la fabricación de bebidas (+11,1%); la fabricación de otros productos minerales no metálicos (+9,5%), y la industria de la alimentación (+9,3%), que, con un repunte inferior al 10%, puso fin en julio a 18 meses consecutivos de subidas de dos dígitos.

En tasa mensual (julio sobre junio), los precios industriales subieron un 0,1%, ocho décimas menos de lo que lo hicieron el mes anterior, cuando repuntaron un 0,9%.

La energía fue el sector impulsor de este repunte mensual de los precios industriales, al registrar un incremento del 0,9% por el mayor coste del refino de petróleo y de la producción de gas.

Al mismo tiempo, los bienes de consumo no duradero elevaron sus precios un 0,7% en julio respecto al mes anterior por el encarecimiento en la fabricación de aceites y grasas vegetales y animales.

Por contra, los bienes intermedios recortaron sus precios un 1,1% en el séptimo mes del año por el abaratamiento de la fabricación de productos básicos de hierro y productos químicos.

Las actividades donde más se incrementaron los precios en tasa mensual y que tuvieron una mayor repercusión fueron la fabricación de aceites y grasas vegetales y animales (+6,3%); el refino de petróleo (+4,1%); la producción de gas (+0,9%), y la fabricación de otros productos alimenticios (+0,6%).

Por su parte, los descensos mensuales de precios más acusados y con mayor repercusión en el índice los registraron la producción de energía eléctrica (-0,6%); la fabricación de productos químicos (-2%); la fabricación de productos básicos de hierro (-3,1%) y la fabricación de productos para la alimentación animal (-2,2%).

La tasa anual del índice de precios industriales disminuyó en julio en doce comunidades autónomas, aumentó en cuatro y se mantuvo sin cambios en Cantabria, según Estadística.

Los mayores descensos respecto a la tasa de junio se produjeron en Baleares y Canarias, cuyas tasas interanuales bajaron 3,7 y 3,1 puntos, respectivamente.

En el otro extremo, las regiones donde más se incrementó la tasa anual de precios industriales fueron Andalucía y País Vasco, con ascensos de 2,3 y 1,2 puntos, respectivamente.

Al finalizar julio, todas las comunidades presentaban tasas negativas de precios industriales salvo La Rioja, que no experimentó variación alguna. Las tasas negativas más pronunciadas fueron las de Asturias (-19,5%), Baleares (-18,9%) y Canarias (-16,5%).

Tags

INE

Categoría

Castilla-La Mancha