Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

La Iglesia española plantea cambios en la elección de obispos y un mayor papel para las mujeres en la jerarquía eclesiástica.

La Iglesia española plantea cambios en la elección de obispos y un mayor papel para las mujeres en la jerarquía eclesiástica.

La Iglesia española propone revisar el proceso de elección de obispos para permitir la participación de todo el Pueblo de Dios y aumentar la presencia de mujeres en roles pastorales y ministeriales. Esta propuesta se ha reflejado en el documento 'Hacia octubre 2024', presentado por la Conferencia Episcopal Española (CEE) en preparación para la Asamblea General del Sínodo de los Obispos sobre Sinodalidad convocada por el Papa Francisco.

El documento, que recoge aportaciones de 54 diócesis y 20 realidades eclesiales diversas, destaca la importancia de incluir la voz femenina en todos los niveles de la Iglesia y considera prioritaria su presencia activa en la toma de decisiones y responsabilidades pastorales. Se plantea también revisar el diaconado permanente y reflexionar sobre la posible ordenación de mujeres como diaconisas.

Además, se sugiere una mayor participación de los laicos, especialmente de las mujeres, en la vida eclesial y en la elección de obispos. Se destaca la necesidad de revisar el ejercicio de la autoridad en la Iglesia, fomentar la transparencia en cuanto a los abusos sexuales, y promover la participación de diferentes sectores de la sociedad en la toma de decisiones eclesiales.

El documento también hace hincapié en la importancia de denunciar las causas de la pobreza y de acoger a diversas realidades, como jóvenes, sacerdotes secularizados, inmigrantes, personas vulnerables y personas alejadas de la Iglesia. Se propone ofrecer formación específica para los servicios eclesiales y dar un enfoque ministerial a estas labores.

En cuanto a la comunicación, se señala la necesidad de incrementar la transmisión de mensajes tanto interna como externamente, y de llevar la evangelización al mundo digital. La Iglesia española ha estado trabajando en estas propuestas desde 2019, en respuesta a la convocatoria del Papa Francisco para fomentar una Iglesia más sinodal y abierta a las necesidades de la sociedad actual.