Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

La Junta asegura que mejorar la N-401 no implica abandonar la autovía Toledo-Ciudad Real.

La Junta asegura que mejorar la N-401 no implica abandonar la autovía Toledo-Ciudad Real.

La delegada de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en la provincia de Ciudad Real, Blanca Fernández, ha defendido con firmeza que mejorar la carretera N-401 no implica en absoluto renunciar a la construcción de la tan necesaria autovía entre Toledo y Ciudad Real. Además, ha criticado duramente al equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Ciudad Real por generar polémica en torno a este asunto.

En respuesta a las declaraciones del portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Ciudad Real, Guillermo Arroyo, quien afirmó que el Gobierno de Castilla-La Mancha y el Ejecutivo central estaban "enterrando" el proyecto de la autovía tras anunciarse la aprobación del estudio informativo para la mejora de la N-401, Fernández ha reafirmado el compromiso de la Junta con la construcción de la autovía.

"La Junta sigue reclamando la autovía porque es una petición justa y necesaria", ha subrayado Fernández, reconociendo al mismo tiempo que la N-401 es una vía que soporta un gran volumen de tráfico diario y que requiere de intervenciones urgentes.

Además, ha destacado que, independientemente del trazado que se elija para la futura autovía entre Toledo y Ciudad Real, la N-401 seguirá existiendo y deberá recibir mantenimiento de forma continua.

En cuanto a la inversión de más de 110 millones de euros por parte del Gobierno de España para mejorar la N-401, la delegada ha expresado su satisfacción y ha instado a que estas mejoras se lleven a cabo lo más pronto posible.

Ante las críticas del portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Ciudad Real, Fernández ha reprochado a Arroyo su actitud polémica, señalando que no comprende cómo se puede criticar una inversión que beneficiará a toda la región.

"La N-401 necesita ser reparada y se hará, algo que cualquier persona sensata verá con buenos ojos", ha concluido la delegada de la Junta en Ciudad Real, calificando la crítica del portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento como un "brote psicótico" y una "ocurrencia".