Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

La lluvia preserva la exuberante floración de la lavanda, atracción turística en auge.

La lluvia preserva la exuberante floración de la lavanda, atracción turística en auge.

GUADALAJARA, 29 Jun.

La floración de la lavanda está a punto de alcanzar su máximo esplendor en tierras alcarreñas. La sequía hacía temer una mala temporada, pero las últimas lluvias han sido determinantes para que los campos briocenses luzcan con ese luminoso color en tonos azul violeta y desprendan el un embriagador aroma.

Así las cosas, el espectáculo sensorial sigue un verano más, pudiéndose disfrutar a partir de este fin de semana, por un periodo aproximado de un mes.

El Ayuntamiento de Brihuega, junto con la iniciativa privada en algunos casos, ya tienen preparada una programación cultural diseñada para cubrir todo el mes que aproximadamente dura la floración de la lavanda.

Un programa que incluye el Festival de la Lavanda, con dos conciertos únicos para el atardecer, inmersos en los campos violáceos, donde las puestas de sol se disfrutan de forma especial.

Para el día 14 de julio se espera a Taburete y para la jornada siguiente, el cantautor Víctor Manuel.

En todo caso, desde este mismo fin de semana ya hay visitas guiadas a las extensas alfombras moradas que cubren gran parte de los campos de la Alcarria, y cada año son más las empresas que se implican en este reclamo turístico, ofreciendo desde experiencias como vuelos en globo y parapente, hasta talleres de fotografía al anochecer o astroturismo sobre el escenario de plantas aromáticas.

Se trata de una efeméride que revive cada verano gracias, sin duda, al esfuerzo diario de los agricultores, al apoyo del Ayuntamiento y a la implicación de numerosas empresas.

Así, hoy, los azules violáceos briocenses conforman un atractivo turístico más que el Consistorio de esta localidad quiere seguir potenciando, sumando en esta nueva edición la celebración del 50 aniversario de la declaración de Brihuega como Conjunto Histórico-Artístico, un evento que para su alcalde, Luis Viejo, otorga un matiz más a tener en cuenta en un municipio que apuesta claramente por la rehabilitación y revitalización de su patrimonio.

Pero si bien el fenómeno de la floración cautiva y seduce a todo aquel que se acerca a esta zona, sin que un solo turista deje de plasmar en una foto la belleza de estos campos; sin duda, también genera un impacto socioeconómico que un estudio realizado por la propia Universidad de Alcalá cuantifica entre los cuatro y seis millones de euros solo en el municipio, una cantidad nada desdeñable por la que el regidor briocense también saca pecho.

Y es que, este espectáculo sensorial que se ha convertido en un elemento diferenciador, en una marca para Brihuega, posicionándola a nivel nacional e internacional como un destino para emprendedores y para vivir, señala a Europa Press Luis Viejo tras reconocer que mientras otros municipios están viendo reducir su población, este, la ha incrementado de forma notable en los dos últimos años.

Son también numerosas las agencias de viajes que organizan paquetes turísticos durante el mes de julio para visitar los campos de la lavanda y el patrimonio y la gastronomía briocense, siendo cada vez más frecuentes las ofertas culturales a lo largo del resto del año.

"Desestacionalizar el turismo es una realidad que está experimentando Brihuega desde hace años", afirma su alcalde.

Lo cierto es que siguen abriéndose negocios vinculados con la lavanda y se está a la espera de que, en breve, abra sus puertas un hotel de cinco estrellas en la Real Fábrica de Paños, algo que también va a fomentar el empleo (75 puestos de trabajo directos) y mejorará la oferta turística. "Creo que será el mejor de Castilla-La Mancha", subraya su regidor.

Y mientras se espera a su apertura, el alcalde de esta localidad de algo más de 3000 habitantes reconoce que las plazas hoteleras están cubiertas "al cien por cien" para el verano.

"La gente empieza a reservar en el mes de enero", declara satisfecho porque la repercusión no es solo para su municipio sino que afecta a toda la provincia.

Y precisamente por ello, el alcalde hace un llamamiento al resto de las administraciones para que apoyen más este fenómeno otorgando subvenciones para promover la cultura de la lavanda, dado el impacto positivo que genera.

"El Ayuntamiento hace un esfuerzo importante que contribuye a dinamizar los viajes a la provincia y creo que apoyarnos en este viaje sería bueno para toda la provincia", abunda Viejo.

Así, la localidad empieza a engalanarse estos días con los tonos morados y violáceos de estas plantas aromáticas.

Sus calles, comercios, fachadas de edificios institucionales y balcones de particulares se transforman durante algunas semanas en grandes ventanales abiertos al exterior para el disfrute tanto de los propios briocenses como de los visitantes provenientes de otros puntos de la provincia, de España, e incluso de otros continentes.

Miles de personas se acercarán a estos campos morados de la Alcarria --que también se dan en otros puntos de la geografía provincial--; y es tal el interés que despierta este boom en Brihuega que se espera, igualmente, la llegada de un grupo de eurodiputados interesados en conocer la cultura y la repercusión económica y turística que está generando este cultivo en un municipio cuyo alcalde lidera también una apuesta clara por la recuperación del patrimonio, un baluarte en alza que este regidor prima por encima de todo.