• martes 31 de enero del 2023

La mujer fallecida al lado de su bebé en Escalona convivía en exactamente el mismo residencia que su atacante, que era su expareja

img

Tierraseca influye en que las gestiones aseguren la protección que se requiere para que las víctimas de crueldad no retiren las demandas

TOLEDO, 29 Dic.

María Elena, la mujer preñada de 34 años de edad que este miércoles moría al lado de su bebé tras ser agredida presuntamente con un arma blanca por su expareja, convivía con su atacante en exactamente el mismo hogar familiar donde sucedieron los hechos, ubicado en la calle Playa Cala Salions de Escalona (Toledo).

"Convivía con su expareja por las causas que fuesen en exactamente el mismo residencia", ha detallado en afirmaciones a los medios el encargado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, que este jueves se ha alejado hasta la ciudad toledana para formar parte en la concentración como condena por este hecho.

"Los hechos sucedieron en el hogar familiar en el que convivían la víctima, el atacante y 2 menores. La mujer murió por las lesiones producidas en exactamente el mismo residencia y el bebé murió de sendero al Centro de Salud de Torrijos en nuestra ambulancia, tras una cesárea de urgencia", ha detallado el encargado.

El atacante, detenido en la noche de este miércoles, está en dependencias de la provincia de Toledo, esperando de pasar predisposición judicial. Es la unidad orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de la Comandancia Provincial de Toledo la que se hizo cargo de los puntos mucho más esenciales de la investigación.

Dicho esto, y como "aspecto alarmante", Tierraseca ha señalado que el atacante tenía antecedentes por una demanda frente a un juzgado de Móstoles (La capital española), por una supuesta agresión se causó en 2009, hace 13 años. "No entendemos por qué razón fundamentos el juzgado de Móstoles dictaminó que no iban a tomar ninguna medida de protección y se sobreseyó y archivó la causa", explicó Tierraseca, que ha añadido que frecuentemente esto sucede pues es nuestra víctima la que no ratifica esa demanda.

"Se caen todas y cada una de las medidas de protección en las vistas orales frente jueces por no ratificar la demanda; eso es lo que mucho más preocupa", ha reconocido.

Con todo, el encargado del Gobierno en Castilla-La Mancha ha incidido en la relevancia de que la sociedad en su grupo tome conciencia de la intensidad del inconveniente" que supone la crueldad de género.

"Este año son ya siete las mujeres fallecidas en Castilla-La Mancha a manos de su pareja o expareja, sin tener el bebé --dijo en referencia al fallecido este miércoles--. Hay que tomar conciencia de esta intensidad que quiere decir que el día de hoy 3.826 mujeres en Castilla-La Mancha precisan algún género de protección por la parte de la Policía Nacional, la Guardia Civil o la Policía Local".

"Es la intensidad de lo que vivimos, en la provincia de Toledo hay 1.433 con orden de protección, a pesar del esfuerzo efectuado por la parte de todas y cada una de las gestiones que asistimos unidas a actos como el de el día de hoy y al trabajo períodico que se efectúa a través del fortalecimiento y optimización de los sistemas de protección, VioGén, o el protocolo de protección cero", que, según explicó, supone que la Guardia Civil y la Policía Nacional actúan caso de que la víctima no presente demanda llevando al presunto atacante a dependencias policiales.

"Más allá de ello, el día de hoy es un día de frustración por no haber podido llegar a tiempo de resguardar a María Elena", ha aceptado el encargado del Gobierno, que indicó que todas y cada una de las mujeres deben tener la convicción, "y de eso debemos ser garantes las gestiones públicas", de que tendrán la protección que se requiere para poder ratificar frente a los jueces las demandas que pongan frente a la Policía o la Guardia Civil.

"Nos debemos encargar de que llegue el mensaje de que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado van a velar a fin de que no padezcan ninguna represalia por ratificar esa demanda", ha insistido Tierraseca, siendo consciente de que "hay que trabajar día a día para asegurar el fortalecimiento de las medidas de protección de todas y cada una de las mujeres que logren ser objeto de algún género de crueldad".

Más información

La mujer fallecida al lado de su bebé en Escalona convivía en exactamente el mismo residencia que su atacante, que era su expareja