Las patronales de Madrid y Toledo constatan el éxito del aeródromo de Casarrubios como segundo aeropuerto de la capital española.

Las patronales de Madrid y Toledo constatan el éxito del aeródromo de Casarrubios como segundo aeropuerto de la capital española.

Un grupo de empresarios de la Comunidad de Madrid y de la provincia de Toledo, liderados por Miguel Garrido de la Cierva (CEIM) y Javier de Antonio (Fedeto), visitaron el aeródromo de Casarrubios para evaluar su potencial como segundo aeropuerto de Madrid.

Guiados por Javier Ruedas, CEO de Air City Madrid Sur, los empresarios recorrieron las instalaciones estratégicamente ubicadas en la frontera entre Toledo y Madrid. Mostraron interés en conocer el estado del proyecto y cuándo podría convertirse en el complemente del aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez.

Javier Ruedas señaló que España es el único país moderno con una sola opción de aeropuerto en su capital, a diferencia de Londres con seis y París con cuatro. Destacó la ubicación privilegiada de Casarrubios, a solo 30 kilómetros de Madrid y con acceso a la autovía A-5.

El proyecto contempla una pista principal de 3.200 metros y otra secundaria de 1.500 metros para vuelos ejecutivos, lo que permitiría ampliar la cantidad de destinos y crear aproximadamente 40.000 empleos.

Según Euro City Madrid Sur, el impacto económico del proyecto en Castilla-La Mancha podría alcanzar entre un 8% y un 10%. Esta iniciativa, que se basa en una colaboración público-privada, es considerada uno de los proyectos más prometedores de Europa.

La empresa promotora sostiene que Madrid no puede depender de un solo aeropuerto, que se ve afectado por incidentes como drones o nevadas. Además, proyecta un crecimiento exponencial en el sector aéreo debido al mercado asiático y la creación de nuevas aerolíneas.

Desde 1978 se ha considerado esta zona como opción para el segundo aeropuerto de Madrid, y los estudios indican que es un emplazamiento ya consolidado aeronáuticamente. Una vez aprobado el plan maestro, se espera que el aeropuerto esté operativo en cuatro años, con una previsión de diez millones de pasajeros en la primera década.

Se espera que para 2041 haya 18.700 millones de pasajeros a nivel mundial y una flota aeronáutica más del doble de la actual, por lo que el proyecto de Casarrubios busca asegurar el crecimiento y la sostenibilidad de Madrid y Barajas en el tiempo.

Categoría

Castilla-La Mancha