• jueves 08 de diciembre del 2022

Las proyectos del balneum de Noheda que son financiadas por la Diputación de Cuenca alcanzan prácticamente media ejecución

img

CUENCA, 4 Jul.

Las proyectos del balneum de Noheda están prácticamente al cincuenta por ciento de ejecución y están continuando en consolidar los nuevos elementos arqueológicos que están brotando como lo es el mosaico en el frigidarium.

Esta actuación está suponiendo una inversión de un millón de euros por la parte de la Diputación de Cuenca con la meta de mostrar y poner al servicio de la sociedad los atractivos patrimoniales que tiene la provincia y que desarrollan valor.

El diputado de Patrimonio, Miguel Ángel Valero, ha visitado las proyectos que se están haciendo en este yacimiento adjuntado con el alcalde de Villar de Domingo García, Javier Parrilla; y ha aprovechado la ocasión para soliciar a la compañía contratista que cumpla los plazos y también implementen el plantel a fin de que esta obra logre finalizarse en el próximo otoño, según informó la Diputación en publicación oficial.

Desde la institución provincial han reiterado la relevancia de este emprendimiento que quiere reconstruir de manera reversible la volumetría original de este edificio que ocupa prácticamente 1.000 m2.

Estos trabajos de rehabilitación y reconstrucción volumétrica de ciertos espacios, se complementan con los trabajos arqueológicos de restauración y consolidación donde los mosaicos tienen una relevancia destacable, todo ello, según explicó el diputado, con un alegato museístico jamás visto en la provincia y que se ha fijado en la manera de trabajar de Italia.

Valero ha señalado que está muy ilusionado con este emprendimiento y va a ser un atrayente mucho más para Noheda.

El balneum es como se llamaba frecuentemente a los baños privados de las villae y de las casas urbanas de las clases privilegiadas romanas.

Un grupo de estancias frías y calientes amoldado al empleo familiar desde las termas públicas romanas, en la situacion de Noheda tiene una extensión de prácticamente 1.000 m2 distribuido en las diferentes estancias: narthex, apodyterium, frigidarium, natatio, tepidarium, caldarium, tal como múltiples praefurnia.

Hasta el instante en el balneum solo se ha realizado una pequeña intervención de conservación precautoria en el año 2011 coincidiendo con los trabajos de excavación arqueológica, en esta novedosa obra se ofrece una cubrición del edificio con recorridos a través de pasarelas que atraviesan el espacio y lo cubren, provocando un único paseo con la intención de musealizar el grupo.

Esta intervención, según se recopila en el emprendimiento, busca enseñar una cubrición servible con un diseño que ayuda como módulo de reiteración en otros espacios a contemplar del yacimiento y que se va a organizar de manera racional y fácil basado en una composición de pórticos metálicos, en donde su cimentación no afectará a los vestigios que ya están.

Es un edificio abierto con la intención de que los restos tengan ventilación continua y que con la sola cubrición ayuda para proteger los restos que se restaurarán, con unos mosaicos prácticamente desparecidos que no comprometen cerrar absolutamente el espacio.

Esta actuación provincial asimismo contempla la reconstrucción volumétrica parcial del balneum que asista al visitante a reinterpretar de qué manera ha podido ser la edificación, que viene dentro en el ambiente, con materiales y resoluciones edificantes permeables y de forma fácil desmontables.

Además, en el momento de proyectar los cerramientos de los espacios premeditados a región expositiva y sala primará de forma especial su viable desmontaje por si acaso fuera preciso la reconfiguración de los espacios, realizándose con materiales rápidos, con cuadros para exterior sobre rastreles anclados al cerramiento de termoarcilla que hace asimismo la función estructural vertical de las salas.

Más información

Las proyectos del balneum de Noheda que son financiadas por la Diputación de Cuenca alcanzan prácticamente media ejecución