Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Mari Carmen y sus Muñecos se despiden con cariño de Cuenca.

Mari Carmen y sus Muñecos se despiden con cariño de Cuenca.

Este jueves, Cuenca ha dicho adiós a la ventrílocua Mari Carmen Martínez Villaseñor, una de las ciudadanas más ilustres de la localidad.

Su cuerpo ha sido trasladado desde un tanatorio de Majadahonda hasta la Iglesia De San Pedro, en Cuenca, donde ha sido recibido por numerosos amigos y vecinos del Casco Antiguo, lugar donde Mari Carmen tuvo residencia en la calle San Juan.

A la ceremonia han asistido personalidades como el diseñador Eduardo Ladrón de Guevara y el alcalde de Cuenca, Darío Dolz, quien ha destacado que la artista fue “uno de los máximos exponentes de lo que es ser conquense por todo el mundo y nos acompañó a todos desde la más corta edad, cuando la televisión era todavía en blanco y negro”.

Mari Carmen ya cuenta con una calle con su nombre en el barrio de Los Tiradores de la ciudad, pero el alcalde ha adelantado que se están considerando otras formas de homenajear a la famosa ventrílocua.

Dentro del templo, la familia ha colocado el retrato de una joven Mari Carmen con una de sus muñecas, doña Rogelia, sobre el féretro, que pronto se ha cubierto de coronas de flores. Uno de los homenajes más emocionantes ha sido el de sus propios muñecos, que le han dicho a su amiga: “nos has dejado mudos”.

Tras la ceremonia religiosa, la comitiva fúnebre se ha trasladado al cementerio municipal de Cuenca, donde un gran número de ciudadanos han querido sumarse a la despedida de la ventrílocua.

Entre aplausos y emotivos mensajes, el hijo de Mari Carmen la ha despedido como “hija predilecta de Castilla-La Mancha, Cuenca en tu corazón, descansa en la ciudad que tanto amaste”.