Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Núñez pone en duda la necesidad del viaje de García-Page a China en un momento crítico para C-LM.

Núñez pone en duda la necesidad del viaje de García-Page a China en un momento crítico para C-LM.

El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha mostrado su descontento con el viaje a China del presidente de la región, Emiliano García-Page, argumentando que se realiza en un momento de extrema gravedad.

Núñez ha expresado su preocupación por la actitud del actual gobierno, tanto en la gestión diaria como en la posición de Castilla-La Mancha en el conjunto del país. Estas declaraciones las hizo durante una rueda de prensa previa a la reunión del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes.

El líder del PP regional ha reiterado sus críticas hacia la situación general de la región, destacando el aumento de las listas de espera, el alto índice de infecciones respiratorias en el sistema de salud, la disminución de la competitividad empresarial, una inflación desbocada y la más alta del país. En medio de todos estos problemas, Núñez ha subrayado el hecho de que García-Page se encuentra de viaje en China.

Aunque reconoce la importancia de los acuerdos comerciales, Núñez cuestiona la pertinencia de este viaje en la actual coyuntura de la región.

En contraposición a la situación actual, Núñez ha destacado los logros de los gobiernos regionales liderados por el PP, como la educación gratuita de 0 a 3 años en Galicia, los impuestos nulos sobre sucesiones y donaciones en Baleares, y la reducción del 52% en las listas de espera en la Comunidad Valenciana. Estos logros demuestran, según Núñez, que Emiliano García-Page ya no es útil para Castilla-La Mancha.

Además, el líder del PP en Castilla-La Mancha ha criticado la situación política a nivel nacional, afirmando que España se encuentra en una encrucijada democrática e institucional de gran preocupación. Responsabiliza al Partido Socialista, dirigido por Pedro Sánchez pero apoyado por todos los dirigentes socialistas, incluido Emiliano García-Page y sus diputados. Según Núñez, el partido está permitiendo un desmembramiento institucional que comienza a ser alarmante.