Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Núñez promete luchar para eliminar etiquetas de vino como "peligroso para la salud".

Núñez promete luchar para eliminar etiquetas de vino como

El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha dirigido un mensaje a los viticultores de la Comunidad Autónoma para asegurar que, si se convierte en el presidente regional, luchará para que en ninguna etiqueta del vino castellanomanchego se etiquete que es un producto peligroso para la salud. Para ello, ha informado de que la semana pasada se mantuvieron reuniones en el Parlamento Europeo sobre este tema.

Núñez ha destacado que el vino es muy importante para Castilla-La Mancha y, como presidente regional, no permitirá que Bruselas o cualquier otra entidad obligue a etiquetar el vino como un producto nocivo para la salud. Además, ha afirmado que luchará en todas las esferas necesarias para proteger el vino, su comercialización y hacerlo un producto de referencia.

Castilla-La Mancha cuenta con el 50% del vino español, por lo que la calidad debe tener una repercusión en valor añadido, en la entrada en otros mercados y en la comercialización. También ha asegurado que será un presidente del Gobierno que defenderá los intereses del sector del vino, porque el vino no se ataca, no se criminaliza y no se le pone en este brete, porque además este ataque es falso.

Además, ha destacado que Castilla-La Mancha es una tierra eminentemente agrícola y ganadera, por lo que será necesario proteger el desarrollo agrícola y ganadero para mejorar la riqueza y las oportunidades de Castilla-La Mancha.

Núñez lamenta que el candidato del PSOE, que lleva 21 años en los distintos gobiernos regionales, no haya sido capaz de rentabilizar el sector agrícola y ganadero como se merecen los productores.

Finalmente, el presidente del PP ha recordado los problemas que enfrenta el campo, como la incertidumbre por la PAC, el problema de la sequía y la falta de ayudas reales para las pérdidas, el problema con los conejos, los altos precios, la inflación o la incertidumbre provocada por la ley del PSOE que abre la puerta a la expropiación de tierras.