• lunes 26 de septiembre del 2022

Padura rebate a Vargas Llosa y encumbra a la novela policiaca como el género literario de este tiempo

img

Arremete contra el reguetón, al que ve como "caída popular y de la música cubana"

TOLEDO, diez Sep.

El escritor cubano Leonardo Padura, refutando a Mario Vargas Llosa, ha defendido que la novela policiaca ha florecido en los últimos años, hasta transformarse en el "género de nuestro tiempo", al paso que se mostró convencido de que proseguirá acaparando un espacio fundamental en la creación literaria, toda vez que refleja de modo leal lo que pasa en la sociedad.

Padura hizo estas manifestaciones en Toledo a lo largo de la presentación de su novela 'Personas Aceptables', donde entre los ayudantes le ha preguntado sobre la denostación que su homólogo peruano Mariano Vargas Llosa, por medio de sus escritos, hizo del género policiaco.

"Lo que afirme el día de hoy de Mario Vargas Llosa no puede salir de aquí", ha bromeado el constructor habanero que, emulando a Alfonso Reyes, que mencionó que la novela policiaca es "el género de nuestro tiempo", ha aducido distintas causas para encumbrar a este género literario que, a su comprender, prosigue muy vigente.

"El planeta se hace poco a poco más violento, mucho más corrupto y los poderes cada vez son mucho más violentos, invasivos. El fenómeno del tráfico de drogas y de personas creció mucho y de esa materia se nutre este género", ha aducido.

Más allá de proteger que toda manifestación artística puede producir críticas encontradas, como en la situacion del arte conceptual, el escritor cubano ha asegurado que, en un caso así, Vargas Llosa "no transporta razón", ya que el género negro "ha florecido bastante" y proseguirá teniendo paseo.

Mencionado lo anterior, indicó que el Premio Nobel de Literatura conoce bien la novela policiaca e inclusive ciertas de sus proyectos, como 'Lituma en los Andes' o '¿Quién mató a Palomino Molero'? tienen su composición.

De ahí, que haya discrepado de las críticas del escritor peruano, "más que nada políticas". "En ocasiones tiene inconvenientes de información", dijo Padura, que ha recordado que "tristemente" Vargas Llosa llegó a asegurar que la autoridades cubanas se quedaban "con un monto" de sus derechos de creador.

"Afortunadamente, no leen a Vargas Llosa --dijo en referencia al régimen de la isla-- Pero si le da por esas ideas, me joden --ha bromedado--. No es verdad. Yo tengo mi editorial en España y en Cuba, de cada centavo que gano, pago cada centavo de impuestos que debo abonar. No me puede pasar que me cojan como a Al Capone, por el lado enclenque", dijo Padura, que ha confesado releer 'Charla en La Catedral', de Vargas Llosa, toda vez que comienza a redactar una exclusiva novela.

En este acercamiento multitudinario que el creador habanero tuvo en Toledo, asimismo fué preguntado por la situación de la civilización cubana. Tras distinguir entre creación artística y producción y distribución, indicó que la escasez de papel provoca que se estén publicando menos libros y en ediciones pequeñísimas.

"Eso provoca que uno no logre tener la medida precisa de hasta qué punto la creación literaria se vió perjudicada por los inconvenientes económicos o de material. Creo que la multitud prosigue creando, pero en otras expresiones, como en las artes plásticas, en las que hay una enorme vitalidad que se ve en el momento en que jóvenes artistas se ponen y hacen exposiciones en las plazas mucho más esenciales de todo el mundo, como Nueva York".

En relación a la música, otra de sus enormes pasiones, Padura ha defendido que es el arte más especial de la isla. "La historia de Cuba se puede redactar sin escritores, cineastas, pintores... pero no sin sus músicos. Aquí se prosigue creando, pero, desgraciadamente para mi gusto, en un prominente porcentaje es reguetón".

"Creo que es la caída de la música cubana sabiendo la historia y la producción de música que movió al planeta desde el siglo XIX. Cualquiera aquí es con la capacidad de admitir mucha música cubana y cantarla. Pero el reguetón, que en ocasiones es soez en sus letras, ocupa un espacio esencial en Cuba. Es una parte de una caída popular muy grande", ha lamentado.

En este acercamiento con una legión de leyentes que han desbordado la salón de charlas de la Biblioteca de Castilla-La Mancha, el escritor cubano asimismo mencionó de la adaptación cinematográfica de 'El hombre que amaba a los perros', su novela histórica donde profundiza en la vida de Ramón Mercader, asesino de Leon Trotski.

Sobre este emprendimiento, que transporta gestándose unos siete u ocho años entre productores franceses, españoles e inclusive norteamericanos, explicó que en este momento esta a cargo de 'Morocha largometrajes' y es posible que por último esta productora lo conclya, más allá de la contrariedad de tener que rodar en los distintos países en los que avanza la novela y lo costoso del rodaje.

En lo que se refiere a 'Personas Aceptables', el nuevo trabajo de su saga policiaca interpretada por Mario Conde, Padura dijo que es su novela "mucho más habanera y policiaca", ya que en los últimos libros que protagoniza este singular detective cada vez se distanciaba mucho más del género, "con toda intención".

"Esta es estructuralmente mucho más policiaca, pero intensamente popular, con una carga de alegato político realmente fuerte y ese término del destino cubano que semeja que iremos a llegar y no llegamos. Cuando disponemos la promesa de que las cosas van a mudar, en el final se frustra. Eso pasó en la primavera de 2016, que venía muchas personas se abrían negocios y que derivó en una crisis profundísima".

"Bastante debió ver la política de Donald Trump hacia Cuba. Desde que llegó al poder se ocupó de desarmar toda la política de Obama y, entre ellas, el acercamiento con Cuba", ha lamentado el escritor de La Habana, que cree que si en vez de Trump, Hillary Clinton hubiese llegado a la Casa Blanca, habría mantenido el término político de Barack Obama y habría levantado el bloqueo. "Las cosas habrían cambiado en Cuba".

"Pero la política lamentable de Trump, que Biden ha continuado en este sentido, no ha propiciado un cambio", terminó lamentando el creador cubano.

Aparte de enseñar su última novela, en un acto ordenado por el Festival del Cine y la Palabra (CiBRA) y la librería Taiga, Padura asimismo ha estrenado en la biblioteca regional la exposición 'Renuencia', una exhibe de ciertas fotografías del libro 'La Habana nuestra de cada día', que publicó al lado del fotógrafo Carlos Torres Cairo. Podrá visitarse en la Galería Borbón-Lorenzana hasta el 11 de noviembre.

Más información

Padura rebate a Vargas Llosa y encumbra a la novela policiaca como el género literario de este tiempo