• viernes 02 de diciembre del 2022

Page comienza continuando 200 avisos, marcando distancia con Núñez y alardeando de "solidez" frente Ferraz

img

Protege su alegato propio en el PSOE en oposición a lo que hace Núñez con Génova en temas como ATC o agua

TOLEDO, 4 Oct.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha arrancado el último Debate sobre el Estado de la Región de la legislatura asegurando que desgranará durante las próximas horas desde la tribuna de oradores cerca de 200 avisos, "todos ellos en positivo"; y recordando a la oposición representada por el Partido Popular que sus avisos acostumbran a ir en la línea de "abrir centros de salud" y no de "cerrarlos".

A las 11.08 horas de este martes, el líder del Ejecutivo autonómico, tras saludar a los ayudantes en la tribuna del Convento de San Gil, dijo además de esto que elige centrar la intervención en lo que pase a futuro y no en llevar a cabo cómputo de lo ahora efectuado, que fué "bastante".

En este primer tramo de intervención, aparte de corroborar que va a cumplir su programa de investidura "pese a la crisis encontrada y del colosal orificio de los recortes" de su predecesora en el cargo, María Dolores de Cospedal, ha adelantado que "en el momento en que concluya esta legislatura hemos hecho 2 programas y medio". "El que prometimos, el que demandaban las urgencias, y el que va a ser esencial para escapar del bache. Vamos a cumplir", ha aseverado.

Asimismo ha amado llevar a cabo alusión a la celebración del Día de la Policía Nacional --llevaba un pin alusivo al Cuerpo-- realizando extensiva la felicitación asimismo a los agentes forestales por el Día de su patrón, San Francisco de Agarráis.

Este año, ha añadido, "hay que estar en especial orgullosos de de qué manera luchamos los incendios y de de qué manera preservamos el medio forestal".

A pesar de tener mayoría gran, "ha firmado mucho más pactos en 2 legislaturas que ninguno en la historia", y todo ello "a través de hombres de negocios, sindicatos, de universidades o de organizaciones agrarias".

Para García-Page hay "muchas maneras de administrar las crisis", y mencionando a la que afectó al mundo entero desde 2007, ha recordado que esa fue exactamente la coyuntura que logró que el Partido Popular arrebatara el Gobierno al PSOE en Castilla-La Mancha por vez primera.

En esas diferentes maneras de emprender las crisis, ha distinguido entre llevarlo a cabo "con alma o sin alma; pensando en los que mucho más o pensando en los que menos la sufren", y esa es la diferencia entre PP y PSOE.

Fué aquí donde se ha preguntado qué ocurriría si "todo se dificulta" o si la situación en todo el mundo con el trasfondo de la guerra en Ucrania se aguza, opinando que "la multitud tendrá claro quién lo va a abordar con la intención de aminorar el efecto en la brecha popular o quién desea interpretar la salida de la crisis solo por los que van primero de la crisis".

De esta forma, es esencial que la multitud tenga claro "quién recorta, quién no recorta; quién despide, quién no despide; quién asistencia, o quién baja impuestos a los que mucho más tienen".

En ese sentido, ha adelantado, el enfrentamiento "será atrayente", más que nada tras la visita del presidente del PP castellano-manchego, Paco Núñez, al presidente andaluz, Juanma Moreno.

En este punto, mencionó de autonomía política en el organigrama de un partido, y se ha erigido como "autónomo" del PSOE y leal al "encargo de los ciudadanos, el de proteger por encima de todas las cosas los intereses de Castilla-La Mancha".

Una autonomía que según ha deslizado veladamente no ejercita Paco Núñez respecto a su partido. Como ejemplos, hizo alusión a la posición del PP castellano-manchego en lo que se refiere a temas como la instalación del Almacén Temporal Centralizado de restos nucleares en Cuenca; o la situación en defensa del trasvase Tajo-Segura, premisas que desde Génova predominan en Paco Núñez, según dió a comprender García-Page.

Ha proseguido defendiendo su autonomía apelando a su "solidez" para proteger lo que la ciudadanía le ha solicitado, "los intereses de Castilla-La Mancha"; y eso más allá de que se transporta "varios golpes" por proteger "la iniciativa de España y la Constitución".

"Me llevo varios golpes, y de los míos mucho más. Pero no voy a mudar. Voy a proseguir de este modo. Es lo mínimo que se merece una zona que cumple en este momento 40 años de Estatuto de Autonomía", aseguró Emiliano García-Page.

Después de los últimos 40 años de historia, ha recordado, hay en este momento 400.000 pobladores mucho más mientras que otras zonas perdieron; se han ganado siete años de promesa de vida; y la economía de la zona "no solamente se ha multiplicado por diez en los últimos 40 años, sino se ha duplicado desde el año 2000".

"Exportamos cien ocasiones mucho más, poseemos una gran proyección exterior que significa el 40% de toda nuestra riqueza, datos definitivos para esos cenizos que deseen denostar lo que significa haber utilizado el motor de la aceleración de españa y el turbo de la autonómica", ha abundado.

El mayor gasto sanitario por tolerante, triplicar el gasto medio por alumno desde el momento en que se administra la educación, o el incremento de alumnos universitarios fué otro de los extremos exhibidos por García-Page para ensalzar el Estatuto de Autonomía que cumple 40 años; sumando la evolución de las infraestructuras o el alza en los km de autovía.

En este repaso, ha continuado comentando de los adelantos en atención a la discapacidad, algo por las que decidió "militar en la política".

Aquí, García-Page ha recuperado una propuesta ahora enunciada anteriormente, como la opción de que Castilla-La Mancha sea generadora de energía renovable de manera excedentaria para ceder a otras comunidades autónomas como Madrid, que no puede hacerse cargo por carecer de espacio de generación de esta clase.

Alén de la "solidaridad del agua" --ha esperado que no sea el tiempo el que concluya por dejar "las cuentas visibles"--, ha mencionado en este punto la "solidaridad del sol", la que, según dijo, está presto a poner predisposición de quien lo necesite.

El avance de las energías renovables "generó ahora mucho más de diez.000 cargos laborales" en Castilla-La Mancha, y esta tierra, "que sabe realizar de la necesidad virtud", va a proseguir en esta apuesta.

Mucho más vivienda --600.000 novedosas construidas-- y el 94% con ingreso a banda ancha fueron otros de los extremos que García-Page puso sobre la mesa para investigar las últimas décadas de historia castellanomanchega.

Abriendo el capítulo económico, dijo que este Gobierno es "especialista" en salir de las crisis, y saldrá asimismo de esta. "Se va a salir de Putin como se salió de los recortes", ha abundado, recordando que la sociedad europea y mundial está asumiendo "en común" las derivaciones de la presión económica a Rusia.

La situación tras la pandemia que ha debido administrar su Gobierno es, según sus cálculos "4 ocasiones" peor de lo que le tocó administrar a Barreda; y el doble de lo que encaró María Dolores de Cospedal.

"Ahora sé que el señor Núñez afirmará que estoy ofuscado con Cospedal. Pero no es obsesión. Usted y yo nos encontramos agradecidos a Cospedal. A usted por el hecho de que le puso, y yo pues tuve el honor de poder desocuparla. Estamos vinculados", ha bromeado desde la tribuna.

Con todo, "y pese a Putin, el Covid y la herencia de los recortes, con este Gobierno alcanzamos en 2019 el PIB mucho más prominente de nuestra historia", ha exhibido García-Page.

El papel de la Unión Europea en este momento "reúne mucho más sacrificios" pues "cree mucho más" en sus opciones, en frente de un "populismo económico y populista" que brotó "de la crisis de 2007".

Un populismo que además de esto "no tenía ni la más mínima idea ni de lo que pasaba" y que en este momento está "en retroceso claro", algo que hay que "festejar", por el hecho de que "es el tiempo del realismo".

Más información

Page comienza continuando 200 avisos, marcando distancia con Núñez y alardeando de "solidez" frente Ferraz

Noticias de hoy más vistas