Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Page defiende una España unida y equitativa a pesar de las demandas de singularidad de algunas regiones.

Page defiende una España unida y equitativa a pesar de las demandas de singularidad de algunas regiones.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha subrayado la importancia del concepto de unidad e igualdad en España. Durante su intervención en la inauguración del curso académico de la Universidad de Castilla-La Mancha, García-Page ha destacado que en la historia de España nunca ha sido tan crucial mantener la unidad entre los territorios que componen el país.

García-Page ha enfatizado la idea de igualdad, a pesar de las demandas de algunas partes, regiones, autonomías o nacionalidades que buscan resaltar su singularidad. El presidente castellanomanchego ha insistido en que, aunque existan diferencias, es fundamental garantizar la igualdad de derechos y oportunidades para todos.

Asimismo, García-Page ha manifestado que los independentistas han hecho un favor al resto del país al demostrar, a través del modelo de España de las autonomías, que su objetivo final es romper con la unidad nacional. Según el presidente, esta situación ha permitido entender que la política de "café para todos" fue una solución acertada.

García-Page ha planteado una interrogante sobre qué hubiera sucedido si solo Cataluña, País Vasco y Galicia hubieran tenido autonomía, sin la participación del resto de regiones. En su opinión, esto habría generado una sensación de división entre una España de primera y otra de segunda, y podrían haberse fortalecido las aspiraciones independentistas. Es evidente que contar con solo tres autonomías hubiera facilitado su objetivo, concluyó el presidente de Castilla-La Mancha.