Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Page insta a enarbolar la Fiesta Nacional para resistir a aquellos que utilizan la identidad como instrumento de confrontación.

Page insta a enarbolar la Fiesta Nacional para resistir a aquellos que utilizan la identidad como instrumento de confrontación.

TOLEDO, 10 Oct. - El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha realizado un llamado a la defensa de la identidad nacional en la próxima celebración de la Fiesta Nacional el jueves 12 de octubre, destacando la importancia de no utilizar las identidades como herramienta para confrontación.

Estas declaraciones fueron realizadas durante la inauguración en Toledo de la Feria Nacional de Artesanía, donde García-Page reflexionó sobre la Fiesta Nacional y destacó que las identidades no deberían ser un problema, ya que se han universalizado.

El presidente señaló que las identidades han aumentado exponencialmente debido a la globalización, desmintiendo la idea de que esta tendencia eliminaría las identidades locales y nacionales. Por el contrario, explicó que muchas personas sienten la necesidad de tener un sentido de pertenencia y una identidad local debido al miedo generado por la magnitud de la globalización.

García-Page resaltó que existen dos tipos de identidades: aquellas que nacen para aportar y construir, y otras que son utilizadas para confrontar y obtener privilegios. Es en este contexto que afirmó la importancia de defender a ultranza la identidad que busca el bien común. En este sentido, destacó que la Fiesta Nacional es el momento adecuado para llevar a cabo esta defensa.

El presidente reflexionó sobre la posibilidad de que existan identidades superpuestas, como en el caso de Castilla-La Mancha, donde los ciudadanos se sienten tanto castellanomanchegos como españoles. Hizo hincapié en la idea de que todos los españoles, independientemente de su región de origen, deben tener los mismos derechos y oportunidades.

Asimismo, García-Page enfatizó la importancia de fortalecer la identidad regional, las raíces, la artesanía y las costumbres gastronómicas como manifestaciones positivas y enriquecedoras. Afirmó que no hay que discutir la existencia de identidades enfatizadas en el País Vasco o Cataluña, ya que cada individuo tiene derecho a sentirse identificado con su región, aunque la identidad que nos une a todos es la nacional y también la europea.