Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Plataforma conservadora de Toledo denuncia vertidos masivos de toallitas, compresas y plásticos al río Tajo.

Plataforma conservadora de Toledo denuncia vertidos masivos de toallitas, compresas y plásticos al río Tajo.

TOLEDO, 23 Ene. - La Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo ha denunciado vertidos al río en la ciudad "de multitud de toallitas, compresas y plásticos envueltos en aguas negras".

Según informa la asociación en nota de prensa, la llamada senda "ecológica" que discurre entre los puentes de Alcántara y San Martín "vuelve a ser nefasta protagonista de la desidia municipal para evitar estos bochornosos episodios".

"Los intentos de la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo por canalizar adecuadamente la denuncia de estos hechos solo merecieron la atención del Cuerpo de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha", denuncian desde la Plataforma.

Según explican, a pesar de que las lluvias caídas en la ciudad de Toledo durante estos últimos días "no han sido excepcionalmente abundantes" sí que "han evidenciado de nuevo la obsolescencia y defectos de diseño y ejecución de las infraestructuras de alcantarillado, también de su deficiente mantenimiento, especialmente las que discurren en las proximidades del río Tajo".

"Cualquier viandante que se acerque al Tajo por la margen derecha de la mal llamada "senda ecológica", entre el molino de Saelices y el de Santa Ana, podrá atestiguar la magnitud de los vertidos directos al Tajo, procedentes del alcantarillado tendido unos metros más arriba a lo largo de la ladera", afirman.

Según señalan el reciente "lavado de cara" que se ha acometido en ese tramo de senda, "precedido de una abundante corta de árboles, arbustos y vegetación palustre que sirvió de espacio para el desarrollo y cría de numerosas especies de aves", ha quedado "manchado y tapizado de una gruesa y extensa capa de toallitas, compresas, papel, plásticos y todo tipo de fibras vertidas al río Tajo, acompañando también a otros rincones del río donde se arremolinan grandes cantidades de envases, botellas de plástico y chatarras".

"Ante estas deplorables estampas y en un intento de que intervengan diferentes instituciones para canalizar la correspondiente denuncia, la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo puso esta situación en conocimiento de la Concejalía del Tajo, del Seprona, de la Confederación Hidrográfica del Tajo y del Cuerpo de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha", aseveran.

En este punto, comentan que "la desidia institucional dominante fue la respuesta recibida", ya que "no se obtuvo respuesta alguna de la Concejalía del Tajo ni de la Confederación Hidrográfica del Tajo". Añaden que el Seprona "declinó hacerse cargo de esta denuncia indicando que este asunto debe tramitarse a través de la Policía Nacional por tratarse de un proceso administrativo y no penal, todo ello sin haber querido conocer in situ el alcance de la situación".

"Como era de esperar, Policía Nacional recomendó acudir a la Patrulla Verde de Policía Local. La excepción a tal desidia correspondió a los Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha, personándose un agente a los 15 minutos a documentar y levantar acta", relatan.

Pese a todo, la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo espera y desea que la existencia de una Concejalía del Tajo "sea verdaderamente un elemento de transición en la política municipal con relación al Tajo en particular y al agua en general", para lo cual ofrece su "espíritu de colaboración".

"Sirvan también estos percances para que el Ayuntamiento de Toledo reconsidere su intención de construir una nueva conducción de aguas desde el Polígono Industrial hasta la depuradora de Estiviel. Solo los costes de ejecución sin sorpresas añadidas pueden ser muy superiores a cualquier otra consideración o conjunto de consideraciones y no dejará de ser una infraestructura sujeta a un notable mantenimiento".

A la vista de los elementos que conforman los vertidos denunciados, la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo insta también a la ciudadanía a "tomar conciencia sobre el lugar en el que depositamos nuestros desechos".

"El váter no es el lugar donde depositar papel o cualquier otro material fibroso como las toallitas o ligero como trozos de bolsas de plástico o bastoncillos, incluso aunque los envases indiquen que son biodegradables. Esas prácticas ocasionan enormes problemas y costosas averías en las conducciones e instalaciones de alcantarillado y depuración que, al final, también tienen repercusión en los costes del servicio de saneamiento que todos pagamos", han concluido.