• viernes 02 de diciembre del 2022

PSOE solo admite una enmienda de la oposición a Ley del Vino de C-LM, que no posee el sendero de la concordancia despejado

img

TOLEDO, 12 Jul.

La Comisión de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de las Cortes de Castilla-La Mancha ha configurado el Informe sobre el Proyecto de Ley de la Viña y del Vino de la zona tras un enfrentamiento en el que el PSOE ha aceptado solo entre las 28 enmiendas presentadas por PP y Cs --dando luz verde con su mayoría a sus 2 propias enmiendas--, de forma que no se afirma todavía que los 2 conjuntos de la oposición vayan a ofrecer el sí deseo a la regla en su discusión parlamentaria final.

"Las enmiendas rechazadas no son por el hecho de que no nos agraden. Estamos según con varios de sus argumentos, pero no se tienen la posibilidad de aprobar. O ahora están agarradas en la ley y sería redundar, o no tienen fundamento jurídico o no son elementos de esta ley", explicó la miembro del congreso de los diputados del PSOE Joaquina Saiz para argumentar el 'no' a las proposiciones enunciadas por la oposición.

Tanto PP como Cs, de su lado, defendían sus enmiendas escudándose en que mejoraban en artículo y "defendían el ámbito", pero la mayor parte del PSOE terminó por tumbar una gran parte de los matices que pretendían ingresar.

El PSOE propuso transar entre las enmiendas de Ciudadanos, pero frente a la negativa de la capacitación naranja a aceptar cambios quedó al final rechazada.

Por una parte del Grupo Parlamentario Ciudadanos, Elena Jaime, que ha intervenido de manera telemática por tener problemas médicos, ha desgranado las 17 enmiendas presentadas por su partido al dictamen de la ley.

Tal y como explicó, ve con positivos puntos de vistas este emprendimiento legislativo como "una herramienta útil", y sus enmiendas "solo desean mejorarla y amoldarla de la manera más óptima viable a los adelantos del campo".

Así, explicó sus aportaciones, que pretendían cerrar criterios sobre tamaño de explotaciones, corregir erratas en la redacción, añadir el término de modernización en ciertos puntos.

También proponía controlar las explotaciones, su producción y la graduación de las uvas; añadir matices sobre el plantel inspector a fin de que sean gobernantes los que ejerciten ese cargo; o que los vinos ecológicos de la zona tengan una marca distinguida.

Del mismo modo, la iniciativa de Cs era que las uvas de la zona tuviesen un apartado propio; seguir en digitalización para asegurar la trazabilidad; o supervisar el estafa acrecentando la exigencia de documentación para producto de fuera de la zona; tal como cambiar el régimen sancionador en lo que se refiere a sanciones graves.

Por una parte del Grupo Popular, Emilio Bravo fué el responsable de enseñar las 11 proposiciones desarrolladas por su bancada, defendiendo que todas y cada una ellas "fueron consensuadas por el campo" y con las que se quiere "aclarar, supervisar la trazabilidad y perseguir formas de proceder fraudulentas que dañan a las viñas y al vino".

Entre ellas, planteaban hacer de manera automática el registro de la proporción de uva que llegue a las bodegas para tener claro qué aportan los productores; que el Comité Regional Vitivinícola garantice que las resoluciones que se adopten sean asumibles y cumplibles; o integrar medidas para supervisar, proteger y garantizar "un precio conveniente para la uva".

Prohibir la entrada en el sistema de vino de subproductos derivados del mismo, prohibir el alcohol de origen no vínico, supervisar la función de las designaciones de origen, hallar trazabilidad de todos y cada uno de los datos excluyendo el control a terceros o asegurar que en todos y cada uno de los registros se especifique toda la información están en las ideas presentadas por el PP.

Según Bravo, todas y cada una estas enmiendas "tienen una única finalidad", que es "proteger al campo tanto en la calidad de los vinos tal como en el valor de la uva", y que el cliente "sepa en todo instante qué está comprando".

Por contra, ha amado criticar la posición del Gobierno regional, que "no tuvo presente la enorme mayoría de las alegaciones del campo".

Joaquina Saiz, del Grupo Parlamentario Socialista, ha apuntado de su lado los matices que su partido desea ingresar al artículo elaborado por el Gobierno, asegurando que la ley, en cualquier caso, "es precisa y está consensuada", y deseando por consiguiente que salga adelante "unánimemente".

Han sido en conjunto 2 enmiendas las diseñadas por los socialistas, de carácter muy técnico y formal para pequeños matices de redacción del artículo final del emprendimiento legislativo para subsanar "fallos".

En su primera intervención, ha considerado que observando las enmiendas de los otros 2 conjuntos, no le queda ninguna duda de que se logrará la concordancia en el momento de votar.

De las 28 enmiendas de la oposición, el PSOE "está en concordancia en la esencia" y se marcha a trabajar para aprobar el máximo número, más allá de que "muchas de ellas no se tienen la posibilidad de respaldar no pues no agraden, sino más bien pues o ahora están agarradas o van contra la ley".

"Ciertas no se tienen la posibilidad de votar a favor por el hecho de que en términos jurídicos no se tienen la posibilidad de respaldar", dijo sobre 2 enmiendas de Cs y tres mucho más del PP, las que versan sobre "la digitalización del campo".

Emilio Bravo ha adelantado que el PP apoyaría entre las 2 enmiendas del PSOE, con lo que ha planteado a los socialistas que hagan lo mismo y apoyen cuando menos el 50% de las proposiciones 'populares'. "Señor Bravo, no puedo aprobarle las enmiendas al peso, seremos serios", le ha respondido Joaquina Saiz.

La parlamentaria, que ha ejercido la Portavocía del conjunto que con su mayoría tenía la aptitud de elegir, ha enumerado sus causas para negar o admitir las proposiciones de la oposición.

Tras ofrecer transar entre las enmiendas de Cs, ha justificado el rechazo al resto de sus proposiciones.

Se han incluido, en cualquier caso, "las enmiendas que aportan a la ley" a fin de que el artículo sea "moderno, efectivo y ayuda como revulsivo" para el campo.

De ámbas enmiendas presentadas por el PSOE, una de ellas ha salido adelante unánimemente, al tiempo que la otra ha contado con la abstención de la oposición.

De las 17 de Cs, únicamente una ha recabado la concordancia de los siete votos de la Comisión; diez solo recibieron su acompañamiento; 4 sumaron el voto del PP más allá de quedarse en el sendero; y 2 mucho más tuvieron enfrente la abstención del PP y el rechazo de PSOE.

Por último, el PP ha cosechado el voto contra el PSOE en sus 11 enmiendas, al tiempo que Cs le ha apoyado cinco, se ha abstenido en una y ha sumado su rechazo a las otras tres.

Más información

PSOE solo admite una enmienda de la oposición a Ley del Vino de C-LM, que no posee el sendero de la concordancia despejado

Noticias de hoy más vistas