Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Reo fugado de la cárcel arrestado por robos y agresión sexual en Toledo

Reo fugado de la cárcel arrestado por robos y agresión sexual en Toledo

TOLEDO, 11 Abr.

La Guardia Civil, en un extenso operativo cerca de Pantoja y Bargas, ha arrestado a un hombre de 35 años que se había fugado de prisión durante un permiso penitenciario, por robos con fuerza y una agresión sexual en varias viviendas de las localidades toledanas de Bargas, Olías del Rey y La Puebla de Montalbán.

Según la Guardia Civil, a finales del año pasado se inició una investigación por robos con fuerza en más de cuatro viviendas en Bargas y Olías del Rey, donde los ladrones lograron llevarse joyas, dinero y aparatos electrónicos.

Un mes después, los mismos hechos se repitieron en las mismas localidades, esta vez en una casa en Olías del Rey, donde un matrimonio fue intimidado y amenazado con un arma corta mientras les robaban joyas y dinero.

Continuando la investigación, se descubrió un robo con violencia y una agresión sexual en La Puebla de Montalbán. Dos mujeres denunciaron que un hombre armado las había robado y agredido sexualmente.

El Equipo Roca de la Guardia Civil y el Equipo Territorial de Policía Judicial de Illescas iniciaron la 'Operación Meganto-Cantúa' y descubrieron que el presunto autor se había escapado de la prisión durante un permiso penitenciario.

Al ser detenido, el hombre intentó atropellar a un guardia civil y dañó un vehículo oficial para luego ser localizado y arrestado conduciendo un vehículo con placas y número de bastidor falsificados.

La investigación culminó con la detención del delincuente en su localidad y fue puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Illescas, donde se ordenó su ingreso en prisión. El detenido es conocido por su historial delictivo de más de 160 delitos y casi 50 detenciones.

La colaboración de la Guardia Civil de varias localidades, como Bargas, Villaluenga, Olías del Rey, Torrijos, y el Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) de Castilla-La Mancha fue crucial en el desarrollo de la operación.