Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Ribereños celebran el aumento de agua en Entrepeñas y Buendía, pero insisten en la importancia de su conservación.

Ribereños celebran el aumento de agua en Entrepeñas y Buendía, pero insisten en la importancia de su conservación.

En una rueda de prensa celebrada en Guadalajara el 30 de marzo, la Asociación de Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía ha expresado su satisfacción por el hecho de que ambos embalses superen los 1.000 hectómetros cúbicos, algo que no ocurría desde 2012. Sin embargo, han señalado la importancia de preservar este nivel de agua ante lo que consideran la codicia de la agroindustria levantina.

Mediante un comunicado de prensa, los representantes ribereños han hecho hincapié en la necesidad de ser precavidos, ya que después de un ciclo de lluvias abundantes suelen venir periodos de sequía. "No conviene despilfarrar el agua ante la codicia de la agroindustria levantina", han advertido.

Además, han destacado que, a pesar de la mejora en la situación de los embalses, es importante mantener la cautela y recordar que Entrepeñas se encuentra al 58,3% de su capacidad, mientras que Buendía está al 32,56%. Según ellos, todavía hay espacio para almacenar más agua y este nivel actual debería ser considerado el mínimo aceptable.

Borja Castro, presidente de la Asociación, ha afirmado que debería ser motivo de preocupación que los embalses no estén totalmente llenos, en lugar de considerarse una buena noticia como algunos en Levante proclaman. A pesar de que se espera un verano con suficiente agua, han invitado a disfrutar de la región sin excesos.

Castro ha recordado que el agua del río Tajo es un patrimonio de todos los españoles y no solo de los regantes, por lo que es importante gestionarla con responsabilidad. En este sentido, la Asociación pide que se modifiquen las Reglas de Explotación del Trasvase para proteger el río y no solo satisfacer intereses económicos.

En resumen, los municipios ribereños quieren que los embalses se utilicen como reservas para tiempos de sequía y no como suministros ilimitados. Consideran que otras regiones como Alicante y Murcia deberían buscar fuentes de agua alternativas y redimensionar sus regadíos para garantizar la sostenibilidad y evitar daños ambientales.