Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Sanidad impondrá el uso obligatorio de mascarillas en hospitales y centros de salud a partir de este miércoles.

Sanidad impondrá el uso obligatorio de mascarillas en hospitales y centros de salud a partir de este miércoles.

El Ministerio de Sanidad ha decidido implementar el uso obligatorio de mascarillas en hospitales y centros sanitarios a partir del próximo miércoles. Esta medida se toma después de que no se haya llegado a un acuerdo con las comunidades autónomas en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) sobre la obligatoriedad de usar mascarillas en centros sanitarios, residencias y farmacias debido al aumento de infecciones por virus respiratorios.

Según fuentes del Ministerio de Sanidad, esta medida se aplica en cumplimiento del artículo 65 de la ley de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, que permite la adopción de acciones coordinadas en salud pública. Sin embargo, esta medida solo será obligatoria en hospitales y centros de salud, no en centros sociosanitarios o farmacias, como se propuso inicialmente.

Ante la falta de acuerdo, Sanidad ha abierto un plazo de alegaciones en el que las comunidades autónomas podrán enviar sus propuestas en las próximas 48 horas. El objetivo es considerar ampliar esta medida a las farmacias.

Mónica García, responsable del Ministerio de Sanidad, ha destacado la importancia de esta norma, señalando que es efectiva y respaldada por la evidencia científica. Además, ha afirmado que la población la ha recibido de manera positiva.

Aunque algunas comunidades autónomas como Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia ya han anunciado la obligatoriedad de las mascarillas en estos centros, otras se oponen a esta medida y prefieren mantenerla como recomendación. Aragón, por su parte, ha extendido el uso obligatorio de mascarillas no solo al personal sanitario, sino también a los pacientes en salas de espera.

El Ministerio de Sanidad también ha propuesto proporcionar un respaldo jurídico a las comunidades autónomas que ya han introducido el uso obligatorio de mascarillas en sus sistemas sanitarios, independientemente de su afiliación política.

Destaca la oposición de Castilla y León, cuyo consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, ha criticado la convocatoria tardía de la reunión del CISNS y ha defendido la existencia de planes de contingencia invernal para hacer frente al aumento de casos de enfermedades respiratorias.

Otro consejero, José Luis Bancalero, de la comunidad de Aragón, ha afirmado que las mascarillas seguirán siendo obligatorias hasta que la incidencia permita una desescala. Sin embargo, también se muestra crítico con la reunión del CISNS y considera que ha generado incomodidad y rechazo entre todas las comunidades autónomas.

La Comunidad de Madrid mantendrá la recomendación de usar mascarillas en los casos considerados desde que finalizó la pandemia en julio de 2023. La consejera madrileña de Sanidad, Fátima Matute, ha censurado que el Ministerio de Sanidad haya adelantado propuestas y medidas a través de canales no oficiales.

Las comunidades de País Vasco, La Rioja, Andalucía y Galicia también han expresado su descontento con la reunión y han criticado la falta de criterios técnicos. Cada una ha manifestado su opinión sobre la importancia de respetar las competencias regionales en materia de salud y la necesidad de basar cualquier medida en criterios técnicos.

En resumen, el Ministerio de Sanidad ha decidido hacer obligatorio el uso de mascarillas en hospitales y centros sanitarios a partir del próximo miércoles. Sin embargo, hay diferencias de opinión entre las comunidades autónomas, algunas apoyando esta medida y otras prefiriendo mantenerla como recomendación. Además, se ha criticado la forma en que se ha llevado a cabo la reunión del CISNS y se ha pedido el respeto a las competencias regionales y la aplicación de criterios técnicos en la toma de decisiones.