• lunes 26 de septiembre del 2022

Siete detenidos como pertenecientes de una organización de contrabando de tabaco en Ontígola y Seseña, en Toledo

img

Sostenían en condiciones infrahumanas a 2 trabajadores

TOLEDO, 21 Jul.

La Guardia Civil ha detenido a siete personas y ha desarticulado una red de contrabando de tabaco en las localidades toledanos de Ontígola y Seseña, que además de esto sostenían a 2 trabajadores viviendo en una nave en condiciones infrahumanas.

La investigación llevada a cabo por el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Villacañas empezó en el momento en que el mes pasado de febrero se empezó a ver un trasiego de camiones y furgonetas en una nave del polígono Los Arbaidales de Ontígola, la que supuestamente carecía de actividad.

En las vigilancias reservadas efectuadas en la nave, los agentes fueron presentes del celo con el que los criminales escondían su actividad, sosteniendo día y noche las puertas de la nave cerradas y solo en el momento en que se acercaba un transporte, los trabajadores dejaban el paso al mismo y solamente ingresar, las cerraban de forma apurada, informó la Guardia Civil en publicación oficial.

Se comprobó que cada semana llegaba un tráiler con matrícula extranjera y desde ese instante, empezaba el tráfico de furgonetas accediendo y saliendo de la nave. Se procedió a intensificar las vigilancias, advirtiendo los estudiosos 2 movimientos claros: unas se dirigían al sur de España y otras a Seseña.

Siguiendo la línea de investigación, los agentes, a fines del mes de mayo averiguaron que las cargas de los tráiler que ingresaban semanalmente en la nave de Ontígola transportaban hojas de tabaco.

Una vez se supo el contenido de las cargas, han comenzado las indagaciones a fin de entender las identidades de la gente que formaban una parte del entramado, obteniéndose tanto las filiaciones terminadas de los integrantes como su papel en la organización, de manera perfecta definido.

El papel de "líder" lo ostentaba un varón con un prominente nivel de vida que dirigía y regulaba la nave de Ontígola La nave de Seseña era llevada por un instante varón. Su función era recibir los cargamentos que vienen de la nave de Ontígola y picar y envasar el tabaco que recibía.

Los tres conductores de furgonetas tenían la función de repartir las cargas que salían desde Ontígola, unas con dirección a Seseña y otras a provincias del sur de España. Los otros 2 hombres sobrantes se centraban en el procesamiento de la mercancía que llegaba a Ontígola.

Vivían dentro de la nave, dormían sobre jergones en el suelo e inclusive carecían de aseo y solo salían en compañía del líder. Tras comprender estos extremos, la investigación se judicializó y al ver los expertos de Policía Judicial que un nuevo camión con matrícula croata entraba a la nave, pidieron el mandamiento de entrada y registro tanto de la nave de Ontígola como de la de Seseña, que se autorizó el día pasado 2 de julio.

La operación Tábalo se salda con la detención de siete personas de entre 34 y 59 años por los delitos de contrabando, pertenencia a conjunto criminal y contra el derecho de los trabajadores.

También se intervinieron 8600 kilos de tabaco prensado, 1600 kilos de tabaco picado de los que 1200 estaban ahora embolsados en bolsas de un kilogramo, 2 picadoras de tabaco, 2 envasadoras y 26400 euros en metálico.

Más información

Siete detenidos como pertenecientes de una organización de contrabando de tabaco en Ontígola y Seseña, en Toledo