Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Sordocegos de C-LM exigen mayor inclusión social en 5 millones de cupones

Sordocegos de C-LM exigen mayor inclusión social en 5 millones de cupones

En la región de Castilla-La Mancha, las personas con sordoceguera están exigiendo su completa inclusión en la sociedad y destacando sus necesidades especiales para poder ser considerados ciudadanos de primera categoría.

En un evento llevado a cabo en el auditorio de la Delegación Territorial de la ONCE en Castilla-La Mancha, individuos con sordoceguera y sus mediadores han presentado la imagen de los cinco millones de cupones dedicados al Día Internacional de las Personas con Sordoceguera, con el fin de visibilizar esta realidad social aún muy desconocida.

La sordoceguera es una discapacidad única que surge de la combinación en una misma persona de una discapacidad visual y auditiva. Afecta a 15 de cada 100.000 habitantes, lo que en España incluye alrededor de 9.000 personas, más de 3.200 de las cuales están afiliadas a la ONCE. Esta discapacidad es muy variada, ya que algunas personas sordociegas no tienen capacidad de ver ni escuchar, mientras que otras conservan algún resto de visión o audición en distintos grados.

La sordoceguera puede ser congénita o adquirida y los problemas de comunicación son los más destacados a los que estas personas se enfrentan a diario. Sin embargo, estas dificultades no son las únicas necesidades a las que se enfrentan las personas que viven con sordoceguera. La interacción de estas dos pérdidas sensoriales afecta a muchos otros aspectos de sus vidas, limitando en ocasiones su desarrollo personal en diferentes áreas.

La ONCE brinda apoyo a estas personas a través de dos líneas de acción específicas presentes en todas las comunidades: la Unidad Técnica de Sordoceguera (UTS), que cuenta con tecnología y profesionales que ayudan en su inclusión; y la Fundación ONCE para la Atención a Personas con Sordoceguera (FOAPS), que dispone de más de 140 mediadores que dedican cada año 90.000 horas de servicio y mediación.

Además, la organización trabaja en un amplio programa de innovación, como la implementación de un nuevo lenguaje para su comunicación, conocido como sistema Dactyls, que facilita la comprensión y el acceso a la información, y que está siendo adoptado en todo el territorio.

La presentación del cupón dedicado al Día Internacional de las Personas con Sordoceguera se llevó a cabo en la Delegación de la ONCE en Toledo, con la presencia del director General de Discapacidad, Francisco José Armenta Menéndez, el delegado de la ONCE en Castilla-La Mancha, Carlos Javier Hernández Yebra, el presidente del Consejo Territorial de Castilla-La Mancha, José Martínez Martínez; e Ignacio Antoranz, una persona con sordoceguera acompañada de su mediador.

El delegado destacó que más de 3.200 personas afiliadas a la ONCE son personas con sordoceguera, por lo que la atención hacia este grupo es una prioridad para la organización. Según detalló el presidente del Consejo Territorial, se cuenta con una red de más de 1.500 profesionales en todas las comunidades autónomas, incluidos varios que trabajan en Castilla-La Mancha.

Ignacio Antoranz y su mediador resaltaron las dificultades diarias a las que se enfrentan las personas con sordoceguera, muchas de las cuales surgen del desconocimiento y la invisibilidad en la sociedad hacia este colectivo. Es por eso que están demandando mayores avances en sus derechos para lograr una inclusión plena.