• jueves 06 de octubre del 2022

Una cena colgados del patrimonio comienza la promoción de la candidatura de Cuenca a capital gastronómica

img

CUENCA, 1 Sep.

Una cena colgados del patrimonio conquense en el Puente San Pablo y en frente de las Casas Colgadas. Esta fué la primera acción que se puso en marcha en el arranque de las ocupaciones con las que Cuenca va a publicitar su candidatura para ser Capital Española de la Gastronomía en 2023.

Una cena donde treinta comensales han gozado de un menú elaborado por los chefs Jesús Segura, del lugar de comidas Casas Colgadas, y por Miguel Ángel Martínez, del Parador de Cuenca.

En él se pudieron gozar de unos artículos que entrega Cuenca y su provincia, modelos de quilómetro cero, entre aquéllos que se encontraban truchas del Júcar, queso de ajo negro, cordero manchego, azafrán de la mácula, chocolate y pipas garrapiñadas. Además, no pudo faltar agua Solán de Cabras y los más destacados vinos de la provincia.

Un acontecimiento en una tarde-noche de finales de verano en donde el aire dejaba una fría brisa entre unos comensales de todas y cada una de las edades, desde jóvenes hasta nonagenarios, y tanto conquenses como de otras unas partes de la península.

Una cena para publicitar una candidatura estructurada por el Ayuntamiento de la ciudad más importante y que tiene el acompañamiento del Gobierno regional. Así lo puso de manifiesto el vicepresidente de Castilla-La Manca, José Luis Martínez Guijarro, quien ha señalado que la provincia es famosa por su bien común, natural y, desde la Junta, se desea que asimismo sea conocida por su gastronomía y de ahí la apuesta y el acompañamiento del Gobierno regional.

Todo ello en una apuesta que desde los últimos años "fué clara" en materia gastronómica, escogiendo a Cuenca como sede de acontecimientos gastronómicos de calado regional y nacional como la feria Culinaria.

"En Castilla-La Mancha la gastronomía se convirtió en un atrayente turístico mucho más y eso deseamos que ocurra asimismo en Cuenca y su provincia, por el hecho de que el turismo en Cuenca está llamado a tener un revulsivo en los próximos años de una forma clarísima por los distintos hechos que van a suceder", y ha aguardado que el primero sea la designación de Cuenca como Capital Española de la Gastronomía para 2023.

Con un precio de 30 euros el menú, la recaudación de los distintos acontecimientos que se han planificado van a ir premeditados a asociaciones de la región y de la provincia. En esta primera cena, la receptora va a ser la asociación Parkinson Cuenca.

Más información

Una cena colgados del patrimonio comienza la promoción de la candidatura de Cuenca a capital gastronómica