• lunes 26 de septiembre del 2022

Ysbert encomia el trabajo del doblaje, alarma de presión de las interfaces y ve buena cantera que va a aumentar rivalidad

img

La actriz Aurora González reclama mucho más tiempo para emprender los trabajos y recuerda el legado de sus profesores

ALBACETE, 12 Jul.

El actor de doblaje con raíces albaceteñas Carlos Ysbert ha defendido que el trabajo, el que cree que está cada vez mejor valorado; ha alertado de la presión que piensa a veces poder realizar los plazos marcados por las interfaces; y ha augurado buena salud más adelante a corto y medio período en el ámbito merced a una aceptable cantera que, eso sí, va a hacer que aumente la rivalidad entre los actores.

En una entrevista con Europa Press con ocasión del Día Internacional de la profesión que se festejó el pasado 12 de junio, Ysbert afirma que "todavía queda sendero y siempre y en todo momento lo va a quedar" en una profesión que tras estar "en la obscuridad varios años" comienza a sacar la cabeza.

Un radical que "tiene explicación, puesto que a los actores de doblaje "a lo largo de bastante tiempo se les ha escondido", al paso que en este momento "despiertan considerablemente más interés". "Hay mucho más documentales, aun nos llaman para convenciones", bromea, algo que sucede pues al público le comienza a atraer a importar algunos extremos como cambios de actor de doblaje infundados. "A nosotros eso nos viene realmente bien, lo destacado que nos puede pasar es que el público, con su método, demande a los dueños que no se cambien las voces".

Sobre "la cantinela de siempre y en todo momento" de si una película doblada es preferible o peor que en versión original, ha asegurado que no da "la guerra por perdida", y menos en este momento que hay poco a poco más cantera que "entra con mucha fuerza".

"Quisiera que más adelante esta gente joven se vaya sacando estos clisés que todavía venimos arrastrando ya hace varios años. El cine cada vez se internacionaliza mucho más y no tenemos la posibilidad de proseguir con esta activa de despotricar siempre y en todo momento. La versión original es la mucho más genuina, pero de ahí que nuestro trabajo es ajustarnos lo mucho más viable a la partitura que contamos. El talento de los actores de doblaje es pegarse con su capacidad a todo".

Eso sí, advierte que la rivalidad a corto plazo "será fuerte". "La oferta será tan buena que no sé si más adelante tendrán la opción de vivir de esto. Ojalá, pues hay gente que lo hacen de fábula".

Los pedidos van en incremento, así como reconoce Ysbert, debido al apogeo de las interfaces de contenidos audiovisuales, un trabajo que se mantuvo aun a lo largo de pandemia, algo que "fue una suerte".

La renovación "incesante" de estos contenidos "es bueno para el nivel de trabajo, pues supone que es necesario mucho más gente" y cada vez entran mucho más voces novedosas, con las academias primordiales haciendo un trabajo a máximo rendimiento.

En todo caso, así como enfatizó, la "presión" con la que trabaja el ámbito sigue, no solo en el estamento de los actores, sino más bien asimismo a nivel de producción.

Los cortos plazos de distribución de trabajos para realizar las demandas de las interfaces provoca que se necesite una agilidad en ocasiones "inhumana".

"Hay una tensión despiadado, o sea la realidad. Creo que se debería relajar un tanto mucho más y ofrecer mucho más tiempo. Se generan series turcas de 40 episodios y deseamos doblara ahora, pero antes hay que traducir, amoldar, llevar a cabo una producción, registrar diálogos y entremezclarlos, y esto no puede ser de el día de hoy para mañana", lamenta, aduciendo que desde las productoras insisten en esta exigencia por el hecho de que saben que, en el final, los actores "sacan adelante el trabajo con el sudor y el ahínco de muchas personas".

Carlos Ysbert mencionó de la quimera de que en alguna ocasión los Premios Goya recojan alguna categoría para los actores de doblaje, algo que ve lejano.

"Hay gente de bastante peso en la academia que todavía considera que es un arte menor", lamenta el actor, quien ten en cuenta que en cualquier caso sí que hay certámenes paralelos para galardonar a los más destacados de la categoría.

En este sentido, afirma que no posee inquietudes de que, caso de que haya que premiar a los actores, las distinciones van a ser concedidas por el público, puesto que mucho más allí "no hay interés de estudios, ni de otros sitios".

De su lado, la actriz de doblaje Aurora González ha asegurado que lo "mucho más bonito" de la profesión y, por su parte, lo más difícil es comprender lo que desea expresar la actriz original y también interpretarlo en español.

González explicó a Europa Press que en el desarrollo de doblaje de una serie o película tanto los actores como las actrices se ubican en un atril dónde se interpretará el guion pertinente, al unísono que ven y escuchan la escena original 2 o tres ocasiones.

Posteriormente, ha detallado que comienza la técnica de sincronía para cuadrar cada oración en "su boca", destacando que asimismo es esencial que encaje la intención del actor o actriz de doblaje con la voz y la cara de la actriz original.

En contestación al estado de salud en el que está la profesión hoy en día, la actriz ha destacado que, más allá de que esta profesión en España está muy afianzada y tiene una extendida trayectoria, puesto que los mayores actores y actrices de doblaje son españoles, hay que proseguir "peleando" por un "doblaje de calidad".

En este sentido, ha remarcado que a fin de que esto fuera viable se debe reivindicar un trabajo "mucho más pausado". "No valen las prisas para llevar a cabo los trabajos", ha añadido González, insistiendo en que esa es la situación donde están hoy en día, la de reivindicar los buenos doblajes, puesto que hay actores y actrices de "mucha calidad" en el país.

La actriz ha insistido tanto en esta cuestión por el hecho de que ha recalcado que de esta manera se puede "respetar" al actor o actriz al que se dobla, puesto que se le dedica tiempo para lograr ver el trabajo que hizo.

"Yo reivindicaría tener mucho más tiempo para lograr realizar los trabajos. Yo pienso que eso se podría reivindicar en todas y cada una de las fases, desde la traducción y los cambios hasta la hora de ponerse en el atril y poder interpretar", ha subrayado.

De igual modo, González ha contado que el incremento de la ficción por medio de diferentes interfaces ha supuesto el incremento del trabajo en este campo y, en contestación sobre cuál es el personaje al que tiene mucho más cariño, ha apuntado que para ella es 'Amanita', un personaje de la serie 'Sense8'. "Es muy autentica, es todo pasión, pelea por la multitud a la que quiere y eso me chifla de Amanita", ha señalado.

La actriz creció en este ámbito bajo la educación del actor de doblaje Salvador Arias, quien fue su profesor, con el que aprendió y al que debe "todo". Además, González asimismo ha citado ciertos directivos que fueron esenciales para ella como Eduardo Gutiérrez, Alfonso Laguna, José Luis Ángulo, Alfredo Cernuda, María Jesús Varona, Nuria Mediavilla, Luis Posada y Ana Esther Alborg, "una de las considerables voces femeninas de este país".

Además de estas mientes, hizo particular hincapié en la actriz que logró que hoy se dedique a esta profesión, Marta García. "Yo me dedico al doblaje por Marta García", ha puntualizado.

Aurora González descubrió su pasión por el doblaje en el momento en que era considerablemente más joven observando la serie de 'Ana de las tejas verdes', emitida en Televisión Española, donde se "enamoró" de la voz de Ana, la que era interpretada por Marta García. "En el momento en que la escuché dije: Yo deseo dedicarme a esto".

Más información

Ysbert encomia el trabajo del doblaje, alarma de presión de las interfaces y ve buena cantera que va a aumentar rivalidad