Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Capturado grupo delictivo especializado en robo de viviendas en Toledo y varias localidades de España.

Capturado grupo delictivo especializado en robo de viviendas en Toledo y varias localidades de España.

En una operación conjunta entre la Policía Nacional de Alicante y Málaga, y la Ertzaintza, se logró desarticular un grupo criminal dedicado al robo de pisos en todo el territorio nacional.

En total, fueron detenidas tres personas y se logró la recuperación de joyas, teléfonos móviles, dispositivos electrónicos y herramientas especiales utilizadas para abrir los inmuebles asaltados, los cuales sumaron más de 70 robos.

La investigación comenzó de forma independiente por parte de los cuerpos de seguridad antes mencionados, pero al detectar similitudes en el modus operandi y en los artículos sustraídos, se decidió unir fuerzas y coordinar una operación conjunta a través del C.I.T.C.O.

Esta cooperación policial permitió identificar a los sospechosos, dos ciudadanos extranjeros que se desplazaban por distintas ciudades de España, en conexión con una tercera persona de nacionalidad española, encargada de almacenar los objetos robados y buscarles un comprador en el mercado negro.

Tras un dispositivo de cierre de la investigación, dos de los presuntos autores fueron detenidos en Fuengirola (Málaga), mientras que el tercero se encontraba cumpliendo condena en la prisión de Picassent (Valencia) por hechos similares.

En los registros domiciliarios se encontraron numerosos artículos robados, así como una gran cantidad de joyas, teléfonos móviles, tarjetas de prepago, dispositivos electrónicos, herramientas especiales y 16.950 euros en efectivo, relacionando directamente a los detenidos con los robos.

La policía destacó que los detenidos utilizaban vehículos de alquiler para movilizarse hacia los lugares de los robos, donde además fueron detectados por radares de tráfico por exceso de velocidad, utilizando nombres falsos para complicar la investigación y evadir la acción de la justicia.

Según la Policía Nacional, los detenidos formaban parte de una organización con una estructura jerárquica bien diseñada, liderada por un experto en abrir puertas de todo tipo, usando taladradoras potentes y brocas especiales para vulnerar las cerraduras más modernas.

Otro miembro se encargaba de vigilar la presencia de personas en las viviendas para cometer los robos sin ser vistos, mientras que transportaba los objetos robados. La tercera persona detenida almacenaba los objetos robados en espera de encontrar un comprador en el mercado ilícito.

Esta operación permitió esclarecer 70 robos con fuerza en viviendas, de los cuales 33 fueron resueltos gracias al hallazgo de ADN en la escena del crimen. Los detenidos, dos varones de Rumania y Bulgaria, y una mujer española, contaban con antecedentes por hechos similares y fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Fuengirola.

La investigación continúa abierta con la intención de esclarecer más asuntos cometidos por este grupo delictivo.