Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Capturados seis delincuentes que cometían robos violentos en casas de Cuenca y Albacete.

Capturados seis delincuentes que cometían robos violentos en casas de Cuenca y Albacete.

En una operación conjunta entre la Guardia Civil de Cuenca y Albacete, denominada 'Onion-Golgi', se logró desmantelar una peligrosa organización criminal que se dedicaba a cometer robos en domicilios. Se procedió a la detención de seis individuos de nacionalidad rumana, con edades comprendidas entre los 26 y 43 años, acusados de pertenencia a un grupo delictivo y de cometer varios robos con violencia e intimidación en domicilios habitados en diferentes localidades de ambas provincias.

La investigación se inició en agosto del año 2023, luego de un violento robo en un domicilio de la Manchuela conquense. Los delincuentes, armados y encapuchados, ingresaron al hogar y, utilizando violencia física, intimidaron a la moradora para llevarse dinero en efectivo, joyas y un arma de fuego. Tras este suceso, se produjeron más robos similares en la zona, lo que alertó a las autoridades.

Las autoridades lograron determinar que los delincuentes formaban parte de un grupo criminal que llevaba a cabo vigilancia de posibles objetivos para cometer robos, utilizando distintos métodos de seguridad y cambiando constantemente de vehículos y domicilios para evitar ser capturados. Su modus operandi incluía el uso de violencia extrema contra los habitantes de las viviendas, generando gran alarma en la comunidad.

En un operativo realizado el pasado mes de mayo, se logró detener a los responsables y se incautaron armas de fuego, objetos para inmovilizar a las víctimas, joyas y otros elementos incriminatorios. Los detenidos fueron puestos a disposición judicial, acusados de múltiples delitos y no se descarta la implicación de más personas en el grupo criminal.

La Guardia Civil continúa con las investigaciones para esclarecer los hechos y asegurar que todos los responsables sean llevados ante la justicia. Esta operación ha sido un gran golpe a la delincuencia en las provincias de Cuenca y Albacete, demostrando el compromiso de las autoridades en garantizar la seguridad y el bienestar de los ciudadanos.