Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Castilla-La Mancha asegura atención médica en verano sin cerrar centros con plazas y bolsa actualizada.

Castilla-La Mancha asegura atención médica en verano sin cerrar centros con plazas y bolsa actualizada.

En un comunicado reciente, el director general de Recursos Humanos del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, Íñigo Cortázar, ha presentado la estrategia regional para el diseño de las plantillas de verano, asegurando que el plan implementado en años anteriores para reforzar la estructura del personal y mantener las bolsas de interinos en buenas condiciones garantizará que ningún centro cierre sus puertas durante los meses estivales, asegurando una atención completa.

En una rueda de prensa, Cortázar ha destacado que, aunque no se puede determinar el número exacto de profesionales a sustituir, se podrán cubrir las bajas con los propios trabajadores de la plantilla. El director celebró el hecho de que el año pasado se logró una cobertura del 80% de las ausencias.

El mensaje principal que Cortázar quiso transmitir es que este plan no se limita solo al verano, sino que forma parte de una estrategia anual integral.

Además, señaló que se ha producido un debate en torno a la Atención Primaria debido a una situación particular este verano, que es la finalización de la residencia de los MIR en septiembre, una circunstancia poco común. Sin embargo, tranquilizó a la población garantizando que ningún centro se verá afectado y que se ha acordado la estrategia con el Sindicato Médico.

Cabe destacar que este acuerdo lleva más de un año y cuatro meses vigente, en contraste con otras comunidades autónomas que aún se encuentran en negociaciones y conflictos laborales.

En cuanto a las medidas concretas para llevar a cabo las sustituciones, estas han sido reforzadas en los últimos años y se incluye un plan de retención del talento en la región, con contratos de 3 años para profesionales de Medicina de Familia y Pediatría que deseen trabajar en Castilla-La Mancha.

El compromiso de la Consejería es seguir convocando ofertas de empleo para consolidar miles de plazas y reducir la temporalidad por debajo del 6%, reforzando así la estructura de personal sanitario en la región.

En el caso de las especialidades de Enfermería, se ha trabajado en la creación de plazas, promociones internas temporales y su inclusión en ofertas públicas de empleo, con el objetivo de optimizar su presencia en la plantilla total.

La formación de los profesionales también es una prioridad, incluyendo programas especializados para residentes y formación continua. La Consejería se enfoca en transformar el modelo formativo para garantizar la mejor atención a los pacientes y garantizar una tasa de relevo adecuada en el sistema de salud.