Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Colectivos denuncian el mal estado de los ríos en la cuenca del Tajo en el Día del Agua

Colectivos denuncian el mal estado de los ríos en la cuenca del Tajo en el Día del Agua

Un grupo de 84 organizaciones y colectivos ciudadanos y ecologistas han manifestado su preocupación por el estado de los ríos en la cuenca del Tajo, denunciando la emergencia ambiental que atraviesan. Esta alerta se produce en el marco del Día del Agua, que se conmemora el 22 de marzo.

En un comunicado conjunto, estas organizaciones han destacado problemas como la falta de dinámica fluvial, la mala calidad del agua, las extracciones excesivas, la modificación de cauces y riberas, y la presencia de especies exóticas como los principales desafíos que enfrentan la mayoría de los ríos en la cuenca.

Según advierten, a pesar de las normativas europeas y nacionales que aplican, los ríos en Madrid y Castilla-La Mancha presentan imágenes lamentables, con riberas deterioradas, cauces interrumpidos, y aguas contaminadas con residuos y aguas residuales.

Estas asociaciones también critican el mayor trasvase de agua en España que afecta a la cabecera del Tajo, señalando al Gobierno central por mantener una legislación obsoleta para beneficiar a una agricultura irresponsable que está causando importantes daños ecológicos. Además, alertan sobre el impacto del cambio climático en la viabilidad de desviar agua a otras cuencas hidrográficas.

En cuanto a la depuración de aguas en las ciudades de Madrid, estas organizaciones denuncian la ineficiencia de los sistemas, convirtiendo los ríos en verdaderas cloacas. Critican la falta de adaptación de las depuradoras por parte del Gobierno regional de Madrid para cumplir con los estándares de calidad del agua.

Por otro lado, resaltan la falta de caudales ecológicos en los ríos del Tajo para asegurar la funcionalidad de los ecosistemas fluviales, así como los incumplimientos del Plan Hidrológico en la protección del río Tajo. También critican la falta de actuación de la Confederación Hidrográfica del Tajo para eliminar barreras que impiden la continuidad fluvial.

Estos colectivos también alertan sobre la contaminación difusa de la agricultura, que contribuye a altas concentraciones de nutrientes en los ríos. Exigen a las administraciones responsables tomar medidas urgentes para garantizar el derecho humano al agua en la cuenca del Tajo, protegiendo los ecosistemas y asegurando la disponibilidad de agua de calidad para las generaciones presentes y futuras.

En conclusión, estas asociaciones critican la falta de acción por parte de las administraciones competentes, instándolas a comprender el valor de los ecosistemas fluviales y a trabajar en su conservación. Destacan que disfrutar de ríos en buen estado es un derecho ciudadano que debe ser garantizado, y que aún hay tiempo de revertir la situación para convertir los ríos del Tajo en espacios vivos y vitales.