Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Diputación y WADO se unen para combatir la discriminación LGTBI en Guadalajara

Diputación y WADO se unen para combatir la discriminación LGTBI en Guadalajara

La Diputación de Guadalajara ha anunciado la firma de un convenio de colaboración con la asociación WADO LGTBI+ de Castilla-La Mancha para implementar un programa de atención y asesoramiento a personas LGTBI en la provincia durante el año 2024.

El programa, llamado Atención a la Diversidad en la provincia de Guadalajara (Adigu), tiene como objetivo principal brindar intervención psicológica y asesoramiento para prevenir la LGTBIfobia, visibilizar, informar y evitar la discriminación y acoso laboral y escolar hacia las personas LGTBI residentes en la provincia.

De acuerdo con la Institución provincial, el costo total del proyecto se estima en 25.000 euros para el año 2024, con una contribución de 20.000 euros por parte de la Diputación.

Las acciones contempladas en el programa Adigu incluyen actividades dirigidas a jóvenes y adolescentes escolarizados en zonas rurales, AMPAS y profesorado en sus localidades, personas LGTBI y sus familias en situación de vulnerabilidad, entidades con impacto en la población LGTBI de la provincia y la población en general.

Estas actividades se centran en la formación en Diversidad LGTBI, la promoción cultural y de ocio inclusivas en la provincia y la implementación de un Punto de Atención e Información LGTBI para las zonas rurales de Guadalajara.

El programa busca visibilizar y dignificar a las personas LGTBI, combatir la desinformación y facilitar referentes de personas y espacios seguros para este colectivo, especialmente en áreas rurales.

Un estudio realizado por la Asociación Multiángulo reveló que el 59,7% de las personas LGTBI en zonas rurales de Castilla-La Mancha han sufrido discriminación, lo que representa más de 26.000 habitantes LGTBI en la provincia de Guadalajara.

Además, otro estudio de Amparo LGTBI+ en colaboración con el Instituto de la Mujer indica que más del 70% de las personas LGTBI en la región han sufrido acoso en el entorno educativo, sin embargo, la mayoría no ha denunciado estas situaciones. Más del 50% de ellas se han visto obligadas a abandonar sus localidades de origen debido a la presión y discriminación por su orientación sexual e identidad de género.