Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Hospital de Toledo amplía servicios clínicos y genéticos para toda la región.

Hospital de Toledo amplía servicios clínicos y genéticos para toda la región.

El Gobierno de Castilla-La Mancha se prepara para incorporar el Diagnóstico Prenatal No Invasivo a la cartera de servicios de salud regional, estableciendo protocolos y una red de trabajo entre diversos servicios médicos y designando al Hospital Universitario de Toledo como centro de referencia.

Esta decisión fue anunciada por el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, durante la presentación regional sobre el Cribado Prenatal No Invasivo, en la que también estuvieron presentes destacados profesionales médicos de la región.

El Diagnóstico Prenatal No Invasivo implica un análisis del ADN en la sangre materna, diseñado para identificar enfermedades cromosómicas comunes durante el embarazo y reducir la necesidad de pruebas invasivas que conllevan riesgos para la gestación.

Para implementar este cribado, se ha equipado al servicio de Genética del Hospital Universitario de Toledo con los recursos necesarios, con una inversión planificada por el Gobierno regional de más de 2,4 millones de euros en un período de cuatro años.

La doctora Vanesa Aguilar, jefa de servicio de Ginecología y Obstetricia del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo, explicó que anteriormente cada centro hospitalario tenía sus propios criterios para este tipo de pruebas, pero ahora se seguirá una estrategia unificada con un centro de referencia y criterios uniformes.

El test de diagnóstico prenatal se realiza en casos de alto riesgo según los resultados de otros cribados, antecedentes de trisomías o portadores de anomalías cromosómicas, entre otras indicaciones específicas.

El objetivo de estos programas es mejorar la detección de problemas genéticos en los fetos y ajustar el tratamiento de manera personalizada en cada gestación.

Las técnicas de cribado tradicionales se han centrado principalmente en la trisomía 21, asociada a la edad materna avanzada pero también presente en gestantes más jóvenes.

Por otro lado, la doctora Elena Ruiz Ballesteros, genetista del Hospital de Toledo, detalló la avanzada tecnología utilizada en el estudio del ADN fetal libre en sangre materna, con altos niveles de precisión en la detección de cromosomopatías comunes.

Esta plataforma de análisis genómico tiene diversas aplicaciones clínicas además del cribado prenatal, como la oncología y enfermedades raras, ofreciendo un amplio espectro de posibilidades en materia de diagnóstico genético.

En cuanto a la solicitud y procesamiento de las muestras para el estudio, la doctora María del Carmen Lorenzo, jefa de servicio de Análisis Clínicos, explicó detalladamente el procedimiento a seguir para garantizar la trazabilidad y precisión en todo el proceso.

La implementación de esta nueva estrategia de diagnóstico prenatal representa un avance significativo en la detección y tratamiento de posibles anomalías genéticas en la etapa embrionaria, priorizando la salud materno-fetal en Castilla-La Mancha.